Crónicas de una crisis (VI) – Envíos de mercancía

Y el Covid alteró la realidad. El día el que el pánico cambió de continente, faltaba de todo: Respiradores, mascarillas, trajes de protección, guantes… Las fábricas chinas exportaban lo que pocos días antes fabricaban para autoconsumo, pero los suministros no llegaban. Los aviones aterrizaban vacíos, y veíamos a nuestros sanitarios ataviados con bolsas de basura.

¿Cómo funciona la logística en los primeros minutos de partido? Hablamos con un experto en comercio internacional que trabaja en un gigante del sector, Kerry Logistics. Nuestro invitado vive ligado al transporte de mercancías desde que tiene uso de razón. Lleva más de 20 años asesorando empresas, entre ellas la nuestra, y es una de esas personas que descuelga el teléfono cuando todos los demás desaparecen. Hoy visita el Lejano Este César Jiménez, y hablamos del transporte de mercancías en tiempos de Covid.

César, ¿cómo ha afectado la crisis en tu sector?

Bueno, pues la crisis del Covid-19 en el comercio internacional ha detenido casi al 100% las operaciones, lo que ha provocado que muchas de las compañías hayan tenido que presentar ERTES como en la mayoría de sectores. A las compañías aéreas les ha afectado incluso más y algunas de ellas han tenido que entrar en concurso de acreedores por los elevadísimos costes que supone tener una flota parada y no estar generando ningún ingreso.

Ha sido complejo y yo creo que estamos empezando a vislumbrar una salida, aunque todavía será ardua y larga. No obstante, como en todo, en todas las crisis se presentan oportunidades y algunas empresas que se han podido aprovechar de la crisis han salido incluso más reforzadas. Por lo tanto siempre hay que ver las dos partes y las crisis siempre presentan también oportunidades.

Estamos viviendo realmente situaciones que no habíamos conocido antes. Nosotros, en las exportaciones que hacemos desde China, escuchamos cosas que no habíamos oído jamás, como que un avión esté esperando para ser liberado o no ha podido enviarse la mercancía desde el aeropuerto que iba a salir y se lo lleven a otro aeropuerto porque este no acepte más productos, que un aeropuerto esté cerrado… ¿esto es una nueva realidad o es algo puntual?

Lo que nos ha enseñado el Covid es que aún cuando creíamos que el ser humano estaba por encima de todo, la naturaleza nos ha colocado en nuestro lugar. Realmente, lo que ha creado es un caos en todas las facetas de la vida, desde las más cotidianas a las empresariales. Durante la crisis del Covid-19, el 95% de la carga aérea se ha movido en aviones cargueros, normalmente fletados bajo contratos de full-charter. Este tipo de aviones deben ser abonados varios días antes de la llegada del aparato al aeropuerto de salida y si la mercancía no está preparada cuando el avión llega al aeropuerto el avión no espera y se marcha sin la mercancía cobrando el 100% del flete. Por lo tanto, esta afirmación que algunos hacen de que un avión ha estado esperando la mercancía… en realidad no se puede dar, porque el avión nunca espera. Este tipo de aviones tiene que estar moviéndose continuamente porque los costes de un avión detenido son elevadísimos.

Otras cosas que se han podido oír, como que Hong Kong ha estado cerrado… lo que ha sucedido es que la aduana china, para evitar que se exportara mercancía vía Hong Kong sin cumplir las normativas internacionales y que pudiera poner en tela de juicio el tejido productivo y empresarial chino, ha sido que ha bloqueado las exportaciones de productos sanitarios o productos Epis a Hong Kong para precisamente que no se transportaran desde este país. La realidad es esa, no es que se haya cerrado Hong Kong, sino que China ha querido controlar que se exporten correctamente las mercancías desde su país para no dañar su imagen.

Si que es cierto que en algunas terminales de China se ha llegado a colapsar. Esto se ha debido principalmente a la reducción del personal, como consecuencia del Covid-19, y en el caso de China, a los controles que ha ejercido la aduana para evitar la exportación de productos que no cumplieran con las normativas internacionales. Es algo que se está solucionando y que difícilmente no se volverá a repetir si no se presenta un escenario tan dramático como lo que sucedió en marzo y abril, que supuso un cambio total en el paradigma del transporte aéreo.

Con lo que me estás contando entiendo dos cosas. Primero, siempre usamos Hong Kong como comodín para enviarnos cosas a Europa… Si el plan “A” desde China no es lo conveniente, movemos la mercancía a Hong Kong y de Hong Kong sale de otra manera, ¿no? Entonces, esto serían lo que han intentado evitar para productos médicos porque es algo tan serio, según lo que tu me comentas… y por otro lado, cuando me hablas de aviones que salen porque tienen que salir ese día ya que cuesta mucho dinero mantener ese avión ahí, lo que veo es que cuando escuchamos esas noticias de que ha llegado un avión vacío a Madrid con el 15% de la carga es porque, bueno, justamente lo que nos estabas explicando. No es que se haya hecho una mala gestión por parte del comprador, sino que por lo que sea, porque ha habido un control extra en aduanas, bueno… por mil razones que se están dando y se están dando muchas excepciones, no se ha podido cargar esa mercancía y el avión sale sin la mercancía cargada, ¿es así?

El problema principal de que los aviones hayan venido al 10-15% o incluso en algunos casos vacíos ha radicado principalmente en los cambios de normativa en la aduana china y cómo algunos de los fabricantes no cumplían con las normativas que ese cambio exigía. También, otro de los problemas que se ha tenido durante esta crisis ha sido que ha llegado tantísima mercancía a los aeropuertos de Shanghái, Guangzhou y Shenzhen que, digamos, las terminales aéreas no daban abasto a montar las unidades de carga. Por lo tanto, como no tenían personal y no eran capaces de cumplir con los deadlines para crear esas unidades de carga, físicamente no se podía cargar el avión, y el avión tenía que salir. Por lo tanto, así han ido aviones vacíos porque la carga no se ha podido terminar de montar para poder ser embarcada.

Lo que nos estás diciendo es que físicamente no había recursos humanos, y nunca mejor dicho, para poder hacer esa carga y el avión tiene una hora de salida igual que cuando salen del aeropuerto los aviones de pasajeros, estén o no estén los viajeros, tienen que salir, porque es así la programación, ¿verdad?

Correcto, así es.

Te iba a hacer otra pregunta, pero un poco ya nos la has ido contestando. Te iba a preguntar ¿por qué nos parecen un disparate los costes aéreos?  Porque está pasando todo esto. Y lo que nos estás diciendo es que se están dando muchas situaciones anómalas, ¿verdad?

Lo de los costes de los fletes aéreos, principalmente radica no solo en las situaciones anómalas de los aeropuertos y como los aviones de carga están saliendo en algunos casos hasta con un 5% de carga, sino que viene más afectado por el hecho de que, a nivel internacional, el 55% de la mercancía que se envía de forma aérea viaja en aviones de pasajeros, es decir, en la parte superior, en la cabina, va la gente, van los pasajeros… y en bodega van sus maletas. Pero además de sus maletas pueden ir entre 20 y 30 toneladas de mercancía, lo que supone el 55% de la mercancía que se mueve por servicio aéreo a nivel mundial. ¿Qué ha sucedido durante el Covid? Todos los aviones de pasajeros han quedado en tierra. Por lo tanto, ese 55% de capacidad ha desaparecido y se ha tenido que ir todo a aviones cargueros. ¿Qué sucede? No ha habido tantos aviones cargueros para mover tanta mercancía urgente como ha habido durante estos meses. Al final, muchos países han hecho las cosas tarde. No compraron a tiempo los materiales de protección tanto para personal sanitario como para el público general, y cuando han querido comprarlo, pues la única forma de la fábrica del mundo que es China era por servicio aéreo.

Es súper interesante porque no tenía ese dato. Creo que, además, todos los que estén escuchando este episodio se sorprenderán de saber que el 55% del transporte se hace con aviones de pasajeros.

El 55% de la carga aérea.

Sí, claro, y obviamente, cuando han cerrado los aeropuertos y se han parado los vuelos pues claro, vosotros… digamos habéis sufrido un daño colateral porque al final esos son vuestros medios de trabajo.

Y bueno, siempre te tenemos como un consultor en SedeenChina al que comentamos pues todos nuestros problemas y todas nuestras dudas y hace tiempo te preguntamos por las estafas CIF. Muchos de nuestros clientes siempre… ya lo sabes, sobre todo clientes novatos… te piden precio CIF porque es lo más cómodo para ellos. Y para los oyentes que no sepan lo que es un precio CIF es básicamente, hablando en plata y saliéndonos del lenguaje comercial es comprar los productos con precio en origen o comprar los productos con precio en destino. Lo estoy simplificando mucho, pero básicamente lo que quieren los clientes es que les incluyas el transporte, que se lo des todo en casa, y eso provoca un montón de ineficiencias, un montón de estafas… Te queríamos preguntar tu opinión sobre esto.

Eso daría para un capitulo solo, ¿verdad? Lo que es la estafa en los servicios CIF se suele dar en los servicios de grupaje marítimo. Si es un envío aéreo o es un envío de un contenedor completo, este tipo de problema no se suele dar tanto, pero si que es cierto que para los importadores nóveles que quieren importar 2-3 metros cúbicos, algunas veces les piden a los proveedores en Asia que se lo envíen a España y que ellos mismos se encargarán de los gastos. ¿Y que sucede? Pues que el fabricante asiático está encantado porque le pone el mismo precio puesto en el puerto de Shanghái como puesto en el puerto de Valencia. ¿A que se debe esto? Alguien tiene que pagar el flete marítimo, eso está claro. Hay un coste, y si te pone el mismo precio en Shanghái como en Valencia, alguien va a tener que pagar ese flete marítimo. Pues es tan simple como que al llegar la mercancía a España, el importador que nunca ha hecho una tarea de importación, le va a llamar una empresa y le va a decir – Oiga, tengo aquí 2 metros cúbicos de mercancía que son para usted, y el precio de los gastos a la llegada de estos 2 metros cúbicos son 800€. – Como además no tiene mucha experiencia, pues es lo que hay. Y lo asume, lo importa y dice – Jobar, que caro me han salido los gastos a la llegada. –

Si él lo controla desde FOB y trabaja con una empresa sería y fiable como puede ser SedeenChina o como puede ser en la que yo trabajo, pues nosotros lo que hacemos es intentar vincular toda la operación desde el principio hasta el final para que este tipo de estrategia, ya sea comprando en CIF o comprando en FOB, nadie se vea perjudicado. Esos 2 metros cúbicos a lo mejor, si hubieran sido en FOB, de flete hubiera pagado 80, 100 o 120 dólares (dependiendo de cómo esté el mercado) y los gastos a la llegada hubieran sido de, a lo mejor, con el flete, de 300 €, en vez de 800 €. Ahí está la diferencia, pero bueno, como he comentado, lo más importante, como todo, cuando entras a un nuevo mercado o a un nuevo negocio es empaparte o acompañarte de un profesional para que, gracias a su experiencia, no vayas a caer en esos errores que se dan y que a todos nos pasan. Para eso es trabajar con gente seria.

Si, yo suelo explicar siempre que a mis clientes de forma irónica les digo que voy a negociar mucho mejor con ellos cuando ya hayan importado una primera vez desde China, porque habitualmente es cierto que no se valora nuestro servicio. El cliente ve 3 vídeos en YouTube y piensa que ya se lo puede hacer él… y ahora si que, en época de Covid, mucha gente se está dando cuenta. Porque incluso procesos que antes funcionaban, ahora están dejando de funcionar. Y un poquito… esa es mi pregunta. Te preguntaba por las estafas CIF y ahora estamos escuchando otro tipo de estafas, escándalos, errores… en función a la noticia lo podemos agrupar con una palabra diferente, pero se están oyendo muchas cosas… están fracasando muchos envíos, está habiendo mucha frustración por parte de la opinión pública sobre los envíos que se hacen en esta época, ¿no? En época de Covid. ¿Cómo lo estáis viendo desde vuestro punto de vista como partícipes de esta operación?

Como en todas las crisis, las empresas intentan hacer negocio y tener ingresos de otras formas, ¿no? Ha habido muchos importadores que se han lanzado a la compra de material EPI y productos sanitarios en Asia, normalmente en China, y se han encontrado problemas enormes. Primero, porque no han contado con empresas serias como puede ser SedeenChina y se han lanzado a comprar productos a cualquier empresa que les mandaba un mailing diciéndoles que tenían mascarillas KN95 o cualquier cosa. ¿Qué ha sucedido? Que algunos importadores… en nuestro caso no ha sido gracias a toda la información que les hemos dado antes (lo sabemos del mercado) que cuando han llegado las mercancías aquí pues no cumplían con los estándares de calidad, no tenían los marcados CE en regla y se han encontrado con verdaderos problemas. De hecho, serás conocedor que hubo una partida de mascarillas sanitarias que se importaron en España y se repartieron entre varios hospitales, y bueno, luego se vio que no cumplían con la normativa de seguridad y supuso un riesgo para la salud de los sanitarios. Eso ha sido un verdadero problema, pero bueno, para eso, como hemos dicho anteriormente; si trabajas con empresas serias, esas empresas te van a buscar primero, en Asia, proveedores que cumplan con las normativas, y en Europa, empresas como las nuestras que recomendarán que pasos hay que seguir para que la mercancía entre en Europa y cumpla con todos los requisitos que exige la normativa y no suponga un riesgo para la salud. ¿En China que ha sucedido? Los fabricantes, pues igual. Como han visto negocio viendo que aquí en Europa (y en medio mundo) querían mascarillas y este tipo de materiales, se han lanzado a vender cualquier cosa. Lo que yo he llegado a oír es que al final había 2 o 3 calidades: La calidad europea o americana y luego la calidad para el resto del mundo. Pero claro, al principio se intentaba mandar todo a todo el mundo y bueno… gracias también al esfuerzo que ha hecho la aduana china para controlar que ninguna mercancía que no cumpliera con los estándares de calidad que tenían en el país de destino, ha evitado daños mayores. Y eso también ha provocado que algunas mercancías se hayan quedado y los aviones hayan tenido que venir vacíos. Porque cuando hubo el cambio de normativa, muchas de esas mercancías que estaban en un terreno dudoso de si cumplían o no cumplían, se quedaron fuera de la whitelist que hay para la exportación de este tipo de productos y principalmente han llegado productos que cumplen con las normativas que se exigen aquí en Europa.

Cierto es que también la aduana española ha trabajado muy bien y se ha esforzado mucho y ha sido muy flexible para adaptarse a la realidad, porque incluso ni las fábricas chinas han dado abasto para abastecer toda la necesidad de este tipo de productos en Europa. Y en algunos casos, se ha tenido que enviar mercancía que no cumplía con el marcado CE pero cumplía con estándares FDA americanos o KN95 chinos, que son estándares similares o digamos iguales, y al final pues han protegido tanto a los sanitarios como a la población en general, que era lo que se necesitaba.

Una cosa que destaco de esta entrevista es que estás valorando muy positivamente el trabajo de las aduanas chinas, y si en algo se caracteriza este podcast es que intentamos ver el mundo siempre desde otro punto de vista, ¿no? Y no a veces desde la versión mainstream que se dedica siempre ininterrumpidamente a atacar a China y me parece fantástico. China hace muchísimas cosas mal, pero a veces si que se necesita otro punto de vista, ahora también destacabas el trabajo de las adunas españolas, que también está bien comentarlo… y después, una pregunta que siempre tenemos en la cabeza. Nos llegan clientes con su cuenta en un DHL, un TNT, etc. de diferentes países, no te hablo solo de España, y nos dicen – vamos a hacer este envío, porque nosotros somos clientes… tenemos esta cuenta …Ellos tienen un precio negociado en sus países destino para sus envíos nacionales, entiendo. Les ayudamos siempre en todo, aunque no nos necesiten para el tema de transporte, siempre les asesoramos en la medida de nuestras posibilidades… y cuando les damos precio de un agente chino (Un agente chino, para los que no están en este sector, es una persona que mueve mucho volumen y entonces el DHL de Shanghái le da unos precios brutales por una cuestión de economía de escala), pues bien, cuando comparamos esos dos precios siempre son brutalmente mejores los de ese agente chino. Cuando decimos que en China enviamos por DHL nosotros se lo estamos vendiendo a eso, a una empresa que es un mayorista digamos de DHL que consigue unos precios imbatibles comparados con los precios que pueda encontrar el cliente desde destino. Es un poquito quizá atacar a vuestro sector, pero ¿Qué opinas de esto? ¿Por qué sucede que siempre, cuando piensas en el transporte, parece que contratándolo en origen vamos a obtener mejor precio que contratándolo desde destino?

Yo solo tengo una cosa que decir. Es muy fácil coger y enviar una mercancía por una compañía como las que estás nombrando, pero, ¿qué sucede? Cuando las cosas van bien, ningún problema… sale la mercancía de China, llega a España, se puede despachar y entregar… pero cuando hay un problema… ahí es donde se marca bien la diferencia. Cuando contratas una compañía como la nuestra, tu mandas un email o levantas un teléfono y haces una llamada… y lo que vas a tener detrás de ese email o de esa llamada va a ser un profesional que te va a dar, como mínimo, una solución. Te va a responder rápidamente, va a poner medios y va a aclarar el problema lo antes posible. Nosotros lo que tenemos en nuestra compañía son profesionales. Al final, si quieres tener un profesional tienes que pagarle un sueldo digno, es algo lógico. Obviamente, al final, si haces servicios y pagas sueldos dignos digamos que los costes se pueden elevar un poco más.

Lo que sucede muchas veces… yo entiendo lo que me explicas… pero suelo comentar a mis clientes que los chinos nunca te dicen que no a un negocio. Entonces, por ejemplo, acabamos de vivir un caso de un envío a Argentina donde el cliente nos pidió que validaremos el transporte, que le diéramos opciones y que lo eligiéramos nosotros… y entonces le dijimos – Pues desde aquí puede salir y desde aquí no puede salir. – Entonces había que hacer un transporte interno, se elevaban los costes, etc. Es decir, le dimos una solución realista que era económicamente una mala solución. De repente llegó una empresa china que le dijo al cliente que si compraba a través de ellos no tendría ningún problema. Se lo harían volar desde el aeropuerto que quería y con la situación que quería. Entonces, claro, yo entiendo lo que tu dices. Y justamente le dimos ese consejo al cliente. Le dijimos – yo sé lo que puedo hacer y lo que no puedo hacer. Si esta otra persona te lo puede hacer, pues adelante. –  Envió con esta persona y al final, pues justamente lo que acabas de decir. Se quedó todo encallado, tuvimos que salir al rescate y claro, es muy difícil competir contra alguien que te dice sí a todo, contra alguien que ofrece un 10% de descuento en un pedido de 2 millones de dólares… no estamos hablando de ahorrarte 500 €. Entonces, yo se lo digo a mis clientes, un chino nunca va a dejar de perder un negocio. Nunca te va a decir – esto no se puede hacer. – Jamás. Entonces, muchas veces, los occidentales que estamos en China, tenemos que competir contra eso, ¿no? Competir contra un escenario que no es el más bonito posible, pero es realista frente a un escenario idílico. Y ahí perdemos en la mayoría de ocasiones.

Perdemos, pero a largo plazo ganamos. Porque al final se ve quien es una persona fiable y quien no. Es cierto lo que dices, o sea, un chino nunca va a decir que no a casi nada, por lo tanto, cualquier negocio que se le va a presentar o cualquier oportunidad… va a decir que sí y luego va a buscar la forma de poder llevarlo a cabo. Yo en los casi 20 años de experiencia que tengo en el sector he dicho infinidad de veces no o he dicho infinidad de veces esto es complejo, esto puede acarrear estos problemas… vamos a hacer otro planteamiento… y esto, en algunos casos, me ha llevado a perder un negocio. Pero, ¿sabes que sucede? A largo plazo, esos clientes que les has dicho ese no, se han dado cuenta que era lo que tenía que haber hecho. Que tenía que haber seguido esa recomendación y haber cambiado el planteamiento para que se hubiera hecho de otra forma, porque al final, ese 10% de ahorro que te puede suponer en una operación, a largo plazo, cuando tienes un problema grave, puedes gastar el 100 o el 200%. Yo creo que la línea recta es la que hay que seguir siempre. Yo creo que solo hay una realidad y es la que hay que cumplir y bueno… creo que al final los clientes se dan cuenta de ello. Que no hay cosa mejor que trabajar con alguien fiable, con alguien serio. Es como todo. Yo trabajo para una empresa y mi empresa tiene que ganar dinero, al igual que ese señor estará haciendo su negocio y con su producto tiene que ganar dinero. Todos en la cadena de suministro tienen que ganar un poquito para que al final, digamos que el suministro se lleva a cabo y todo el mundo quede contento. Es imposible que haya una diferencia en nuestro sector de un 10%. En algún sitio tiene que estar y al final por algún sitio explota.

Y una cosa que yo veo y estoy muy de acuerdo contigo es en que al final hay que saber decir que no. Cada vez más, a nosotros también nos pasa que tenemos que rechazar a clientes porque no queremos pasar por según que precios porque sabemos que de algún lugar va a salir ese descuento y le va a repercutir a él. En mi caso, ahora mismo no estoy hablando de transporte. Estoy hablando muchas veces de precios de producto directamente… que ha encontrado el producto más económico y cuando te dice los precios… y en mi caso, que conozco muy bien todo lo que es la manufactura, sabes seguro que eso está por debajo del coste… que o bien está comprando stocks o le están dando mercancía averiada o bueno… hay alguna razón, como dices tú, en algún lugar está ese beneficio. Lo que tenemos claro es que el chino no pierde dinero, entonces, no vas a ser más inteligente que él y no vas a ganar tu el doble para que el gane la mitad.

Lo que me ha sucedido en algunos casos es que… tu dices que después… que también me ha sucedido. Te doy la razón en que al final el cliente nos vuelve y nos dice – oye, en este segundo pedido lo voy a hacer con vosotros – , pero muchas veces lo que te encuentras es a ese cliente que, en mi caso, hace poco estuve dando una conferencia y el conferencista de al lado era un cliente al que le había ido mal en China y te contaba que no era factible importar desde China, que mejor era no ir a China… que China era, pues eso, inviable como país y decías… al final lo que se produce o lo que producen todos estos intermediarios es una destrucción de la demanda, ¿no? Y esto al final nos repercute a todos, ¿no? Porque al final hay gente que va por ahí diciendo que en China es imposible comprar, que en China te estafan… se habla mal de China… y al final lo que dices es que a lo mejor te ha pasado esto porque cogiste esa oferta que no debías coger, te arriesgaste porque… bueno, no valoraste el trabajo de los profesionales como tu mismo bien dices… Y muchas veces me da rabia porque dices, vale tengo razón. Y qué. No se trataba de tener razón. Se trataba de no perder al cliente. Ese cliente ya no va a volver a comprar en China porque le ha salido mal… está enfadado con China y con el mundo… al final perdemos todos.

Yo creo que salir de China no es una opción en estos momentos. China es la fábrica de mundo. China tiene una capacidad de producción que no tiene ningún país del mundo, por lo tanto, el que necesita manufactura y quiere salir de China, lo va a tener complicado. Yo, como has comentado, trabajo en el departamento de proyectos de Kerry Logistics y nadie en el mundo tiene la capacidad de producción que tiene China. Muchas multinacionales de todos los sectores con los últimos incrementos de costes en China han intentado salir de China buscando proveedores en países del sudeste asiático o están empezando a hacer pinitos en África, se dan cuenta que en realidad la capacidad productiva y el tesón que tiene el chino medio hace que sea muy difícil competir contra este gigante tanto en precio como en capacidad. Por lo tanto, muchas veces no es opción, y al final o compras en China o tu competencia, que sí que compra en China y compra correctamente porque a lo mejor el primer día lo ha hecho mal, el segundo día a tropezado y ya al tercer día ha conseguido, gracias a trabajar con empresas como SedeenChina proveedores serios y fiables, que al final es lo que necesitas. Pero eso lleva un aprendizaje, un tiempo y bueno, pues como en todo, nadie llega a un mercado y triunfa desde el día cero, pero claro, te tienes que aliar siempre con profesionales para que las cosas funcionen. En mi casa siempre mi madre me decía algo que se me ha quedado grabado a fuego y es que el dinero del pobre va dos veces a la tienda, y es así. Cuando te compras algo o buscas algo barato, ¿al final que sucede? Que vas a tener que volver a ir a buscarlo porque no va a funcionar y te vas a tener que gastar el doble. En esta vida creo que hay que pagar lo justo, ya no digo ni mucho ni poco, sino lo justo por cada producto o por cada servicio. No puedes ir a China pensando que vas a pagar el mínimo y va a ser perfecto. Tienes que pagar algo justo acorde a lo que tú necesitas.

Dices un par de cosas super interesantes, ¿no? Que quizá tu piensas que te puedes salir de China y lo puedes intentar, pero tu competidor sí está en China, y al final te va a sacar del mercado por pura competitividad, ¿no? Y otra cosa que me sucedió a mi fue que estuve en un viaje en EEUU visitando a varios clientes, estuve en varios estados… pero en el estado de Ohio, que tiene muchísima industria, un posible cliente (era el mayor distribuidor de productos de papelería, cartón, etc.) me decía que él no quería comprar en China y prefería comprar a proveedores americanos por un tema de nacionalismo, patriotismo, etc. Y entonces en una cena que coincidimos le dije que me diera el contacto de sus proveedores, porque si él no compraba en China por una cuestión de nacionalismo, no había ningún problema. Pero seguramente sus proveedores sí compraban en China, que me iría a hablar con ellos. Muchas veces lo que intentas es evitar a China y lo que estás es sumando un intermediario a la cadena porque, como dices tú, China es inevitable.

Otro tema que has comentado, así a modo de resumen, porque no me lo quería dejar… cuando has dicho que la capacidad productiva de China… has venido a decir que es insustituible, este es justamente un argumento que yo usaba cuando empezó la guerra tarifaria con EEUU y decían que se iba a dejar de producir tanto en China y se va a mover a otros países. Me hace gracia porque parece como si en el resto del mundo hubiera fabricas eficientes, competitivas… que pueden sustituir a China… no sabemos porqué en este momento no lo están haciendo, pero en la mente estas hipótesis sí que existían… estaban libres para que pudieras mover tu producción desde China y te estaban esperando los trabajadores con los brazos cruzados esperando por tus pedidos… tenían las materias primas compradas para producir todo lo que ibas a producir en China y que de repente lo mueves a Brasil, Méjico o donde sea… El resto del mundo es incapaz de producir lo que produce China a menos que vayamos a un proceso de adaptación que tardaría meses sino años en construir esas fábricas, en educar a ese personal, en crear la logística, en crear la industria indirecta que hace falta para poder asistir a esas fábricas. Al final lo que quiero decir es que China lleva décadas creando este monstruo, y este monstruo, tu no lo puedes inventar de nuevo y duplicar, más aún teniendo en cuenta que lo vas a hacer en países mucho menos eficientes que China.

Me ha parecido muy interesante estos puntos que has destacado sobre porqué China es así de insustituible en este sentido.

Así es. Y una de las cosas que has apuntado y que yo creo que más importante es la educación. Cómo la mentalidad del chino, o del asiático en general (el sudeste asiático también es muy así) es de trabajar y de esforzarse. En otros países, en otros continentes, la mentalidad es completamente diferente. Y lo que es la capacidad de producción de esos países nada tiene que ver con China precisamente por la fuerza laboral. Entonces, se unen 1.300 millones de personas, una inversión muy clara del país hacia unos objetivos. Eso también es muy importante; los planes quinquenales del gobierno chino marcan unos patrones de trabajo y unos estándares que en otros países no se marcan y eso hace también que sea mucho más fuerte. Y esa mentalidad hace que durante muchos años va a seguir siendo la fábrica del mundo, en efecto.

Fantástico. Pues vamos a dejarlo aquí, César. Ha sido un placer tenerte en el Lejano Este. La verdad es que seguiría haciéndote preguntas y me metería en temas muy concretos de experiencias que han tenido clientes míos y de casos que se han dado que, muchas veces, de hecho, te lo comentamos. Personal de mi empresa está continuamente trabajando con vosotros para solventar todo este tipo de problemáticas. Si alguien que ha escuchado este episodio quiere contactarte, ¿quieres dejar tu email para que te contacten y puedas asesorarles?

Si, claro, por supuesto. Muchísimas gracias. Mi email personal es cesarjimenezmartin@gmail.com y el profesional es cesar.jimenez@kerrylogistics.com. Muchas gracias Adrián por la entrevista. Ha sido un verdadero placer y como sabes, estamos a tu disposición para cualquier cosa que puedas necesitar.

Pues fantástico. Dejaremos el email también en las notas del programa por si cualquier empresa… sabemos que al final también nos escuchan competidores nuestros en China y en diferentes países… y vamos, siempre os recomendamos. Solo tenemos palabras de agradecimiento porque estáis ahí siempre que las cosas van mal… el servicio postventa (si se puede llamar así) de Kerry es de lo mejor que nos hemos encontrado y por eso os conocemos directa o indirectamente desde hace muchísimos años y para nosotros sois una pieza clave del éxito de SedeenChina.

Muchas gracias Adrián, un placer siempre.

Sabes que a los invitados de Lejano Este les pedimos que despidan el programa con un proverbio asiático y me habías insinuado que te habías preparado uno, así que, con ese proverbio despediremos el programa.

Como estamos ahora con el tema del Covid, voy a aprovechar con un proverbio chino que habla de los malos tiempos y oportunidades: Con el viento fuerte se conoce la resistencia de la yerba. Ahora mismo hay que ser flexibles, hay que ser resistentes y seguro que saldremos reforzados

Con el viento fuerte se conoce la resistencia de la yerba. Pues muchísimas gracias, y hasta pronto.

 

Puedes visitarnos en FacebookTwitterLinkedIn e Instagram y seguir los eventos y noticias de Adrián Díaz en Twitter.

Puedes acceder al podcast Lejano Este en iVooxYoutubeiTunes y Spotify.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.