Inmigración China 4.0. Un viaje de ida y vuelta

 

He escuchado en muchas ocasiones que el gobierno chino tiene un plan oculto, siniestro, que es el de llevar estudiantes a EEUU, para que aprendan, almacenen información es sus microprocesadores cerebrales, vuelvan a casa, y de esta manera puedan copiar las tecnologías americanas.

Como he explicado en anteriores programas, los chinos siempre fueron los inmigrantes mejor valorados por los países receptores ya que desde una perspectiva utilitarista los consideramos silenciosos, casi invisibles, hacen su trabajo y no molestan. Pero, curiosamente la percepción que tenemos de ellos ha ido cambiando y cada vez nos caen peor. Y continúan haciendo lo mismo, siguen sin molestar, pero ya se encarga nuestra prensa de explicarnos todos los días razones para odiarlos.

La verdad es que la historia de que vienen para espiarnos y robarnos nuestra tecnología es sensacional. Nos imaginamos escuelas en los subterráneos de Beijing, donde el servicio secreto ha ido reclutando a los cerebros más prodigiosos, familias con un pedigrí notable para asegurarse su lealtad y les enseñan a ser buenos espías con el propósito de que 10 años después vuelvan con microfilms bajo la piel con toda la información recolectada.

No digo que China no tenga un servicio de espionaje como lo tiene EEUU, digo que es un disparate convertir a los estudiantes chinos en sospechosos habituales. La historia da para una serie de Netflix, para un remake moderno de «El último bailarín de Mao», y encaja perfectamente con la idea de la planificación central, los planes quinquenales y todo eso que nos venden tanto desde dentro como desde fuera de China. Se non è vero è ben trovato, pero, en este caso, non È vero.

La decisión sobre dónde estudiar

Cualquiera que haya vivido lo suficiente en China habrá tenido experiencias personales, no las que te hayan contado, que refutan totalmente este punto. Todos tenemos conocidos chinos que nos han pedido consejo para elegir esta o esa universidad, que calculaban y apartaban casi desde que el niño nació el dinero para pagarle los estudios, amigos con los que hemos elegido juntos si era mejor Australia, EEUU o Canadá.

Algunos que van más allá y nos han pedido consejo para traerlos a España… Es decir, de plan organizado top-down nada. O como mínimo nunca han recibido ninguna carta del gobierno para decirles absolutamente nada al respecto, mucho menos han percibido un mísero RMB. Es una decisión privada, que se paga con ahorros privados.

En todo caso, si alguien marca el camino sería el cabeza de familia, el niño elige más bien poco. Y cuando me he involucrado (me han involucrado) de manera voluntariamente temeraria he pedido opinión al niño sobre qué le apetecería hacer o dónde le gustaría ir y acostumbras a provocar un pequeño desorden en el guion de la conversación, ya que el parecer del chaval es lo menos relevante.

De todas maneras, pocas veces me he encontrado casos donde los chicos fueran abiertamente rebeldes. En este sentido, también quizá porque me he movido más por provincias que por grandes capitales, la lealtad familiar pesa relativamente más que la independencia en las decisiones.

Titulitis y problemas a la hora de estudiar en el extranjero

El caso es que no, que esto no está organizado. De hecho, hasta cierto punto va en contra de lo que le gustaría en realidad al gobierno chino. No porque no se valoren las universidades extranjeras… La sociedad china todavía tiene la titulitis encima. Esto es algo que a la velocidad que va el país superarán pronto, pero a día de hoy el credencialismo cuenta y mucho y haber estudiado en una de las 20 mejores universidades del mundo es requisito en muchísimas tesituras, no sólo para acceder a puestos directivos de compañías.

Pero os decía que más allá de que esto en general, en el mercado laboral, incluso en ciertos ambientes intelectuales relacionados con la política se valore, no es lo que más gracia le hace al gobierno chino. A ver, es evidente, las personas que envían a sus hijos a estudiar al extranjero, valoran muchísimo más las universidades extranjeras que las nacionales, hay programas para ofrecer en el mismo paquete la Green Card americana para los padres, una parte sustancial de ellos acaban mudándose al extranjero, en fin, diríamos que no suele ser la gente más nacionalista.

Por otro lado, una fracción de esos niños, o por lo menos esa es mi experiencia personal, vienen con ideas occidentales contrarias a lo que se suele explicar en China… Además, siempre digo que a los chinos no es que les prohíban hablar de política, es que no tienen ningún interés en hacerlo, ya digo, en mi experiencia. De hecho, un caso real en mi familia política, al volver de Australia venía relativamente crítica con China diciéndole a su madre que Guangzhou, la ciudad, estaba muy sucia, que si la contaminación, que no no, que hicieran dinero durante unos años que ella quería llevarse a su madre de vuelta a Australia.

Todo esto para deciros que no, que esto no está planeado por el gobierno y hasta cierto punto molesta que llegue tu hijo de fuera y en lugar de valorar lo que han hecho tus padres por ti, vuelvan con humos subidos criticando la aldea donde nacieron, el trabajo del padre que pudo pagarle esos estudios a la niña, etc.

Universidades y realidad china

Por otro lado, es cierto que hace 20 o 30 años el nivel de las universidades en China era realmente bajo, miraban a Hong Kong o Singapur, y se evidenciaban los 30 años de retraso de China… Pero hoy en día esto ya no es así. Las universidades chinas compiten ya con las asiáticas y la sensación es que en poco tiempo (si no aislamos la educación como parece que es el camino) competirán a nivel mundial.

Es tan claro esto que os estoy afirmando, que no es una estrategia planificada desde arriba, que hace unos años una directiva del partido instó a los miembros del mismo a traer de vuelta a los hijos que estudiaban fuera porque estaba mal visto que no dieran ejemplo creándose una vida alternativa fuera de China, con pisos, cuentas corrientes, etc.

Para ponernos en situación, debemos entender que, tras la apertura al capitalismo, quien se podía permitir enviar a sus hijos fuera eran las élites económicas, los primeros millonarios. Fijaos que al contrario que se nos explica o que podríamos suponer, que el plan más perfecto sería que esos supuestos espías fueran hijos de gente leal, gente del partido.

Lo que en realidad ha hecho el gobierno chino es darle un toque de atención a toda esa gente y decirles: “ésta no es la imagen que queremos dar con nuestros ciudadanos”. Y ni siquiera se ha publicitado esto en el extranjero. No es la opinión pública internacional la que se quiere variar, en esto siempre explico que a China le falta marketing, es un mensaje interno.

Es cierto que obviamente, los chinos que acaban volviendo, pues claro que no lo hacen de vacío. Vuelven con conocimientos, con tecnologías, con herramientas de trabajo diferentes, con mentalidades innovadores… Claro que sí, hace 20 o 30 años EEUU era el lugar donde pasaba todo… Si siempre explico que decidí venirme a China porque era el lugar desde donde se iba a escribir la historia de la humanidad, en los 80, en los 90, a principios de siglo ese lugar era EEUU. Claro que había que ir allí a empaparse, a prosperar, a llevarnos una pizca de la tarta, pero eso no es un plan malévolo organizado por las élites gobernantes, esos son movimientos migratorios naturales causados por la necesidad y la ambición del ser humano por prosperar.

De la misma manera, cuando yo llegué a China, de forma estacionaria estábamos 4 hombres de negocios, los demás iban y venían. Hoy en día China está repleta de españoles, porque China ha crecido, se ha enriquecido y nosotros, siendo generosos, nos hemos estancado. Si algún día los españoles se vuelven con experiencia, ideas innovadoras y las implementan en España porque de repente generamos un marco regulatorio propicio (ojalá) ¿pensaremos que todo fue un plan del gobierno español para robarle conocimiento a China? Qué estupidez.

Como todo lo que sucede es que los avances en sociedades de mercado, al principio sólo están disponibles para las élites y luego para todo el mundo. Ha pasado con los coches, con los dispositivos móviles, con los viajes en avión, con todo. Hoy en día cualquier ciudadano de clase media-alta se puede pagarle la universidad a su hijo en el extranjero y poco a poco la cosa va perdiendo interés.

Clasismo en declive

Por muchas razones, porque como decía hoy las universidades chinas ya son competitivas, porque aquel occidente que los chinos tenían tan idealizado, se va conociendo más y ya nadie paga barbaridades por estudios que al regresar a China no tienen un impacto tan significativo en el sueldo de los jóvenes como hace años cuando tener un título en una universidad extranjera de medio pelo se valoraba… Porque a los chinos se les ha estafado mucho con programas creados para ellos cuyo objetivo era facturar y no tanto que los chavales salieran formados, hay un poquito de todo.

Lo he explicado con anterioridad en China no pasan cosas tan diferentes al resto del mundo, lo que sucede es que están en diferente momento histórico. Cuando yo era pequeño la gente de clase bien enviaba a sus hijos a estudiar inglés a Londres… hoy en día eso lo puede hacer las clases medias-altas, las medias y si me apuras las medias-bajas.

Se sigue haciendo pero nuestras economías se han igualado y ahora, por un lado, se puede aprender ya buen inglés en España y por otro, haber estudiado en Londres ya no tiene apenas impacto en tu salario. El clasismo aquel ha desaparecido y en todo caso se mide tu nivel de inglés, no la credencial del mismo. Habrá excepciones, pero creo que es así.

Pues salvando las distancias, esto pasa en China. Que un chino con un master en Harvard tiene más opciones de conseguir un trabajo en China, evidentemente. Que va a ganar de salida 2, 5 o 10 veces más como pasaba hace 15 años simplemente presentando el título, rotundamente no.

Fuentes de conocimiento en declive

Y os decía antes que claro que vuelven o volvían con conocimiento. Cada vez menos también os lo digo. O como mínimo cada vez ese conocimiento marginal extra que obtienen en EEUU es menos trascendental en la creación de su start-up o en su puesto como ejecutivo.

Es cierto que los que volvían hace 20 años sí traían ideas innovadoras que no se conocían en China. Está claro que, si habían visto una idea funcionando en Silicon Valley que no existía en China, ellos estaban allí empapándose de todo como vicepresidentes de una start-up y veían todos los días un mercado de 1400 millones esperando en casa… Pues blanco y en botella. Claro que se volvían y aplicaban todo lo que habían aprendido.

Mi tesis no es que esto no sucediera, mi tesis es que eran movimientos empresariales espontáneos no parte de un plan oscuro de alguna mente maestra. China era un mercado muchísimo más desregulado que EEUU, éste el dato que nos falta para entender la ecuación… Y esos jóvenes, con una formación académica sensacional, veían como sufrían en el mercado más competitivo del planeta mientras en casa, tenían un terreno de cultivo virgen donde su competencia, los jóvenes emprendedores locales estaban 20 años por detrás de ellos en conocimiento, mentalidad global, etc.

Esto no es un caso específico de China, ¿Qué hacen los estudiantes latinoamericanos que prosperan en EEUU y ven oportunidades en sus países de origen? Aplicar lo que han aprendido, replicar modelos de negocio, aplicaciones móviles, etc. Cuántos consultores hacen fortuna en sus países de origen, utilizando como argumento de autoridad haber estudiado en California o en el MIT. A veces me parece que dotamos a China de un misticismo, cuando lo que sucede, en muchas ocasiones, es similar a lo que vemos en nuestros países de origen.

Cuando vivía en Camboya te encontrabas a camboyanos hijos de los que salieron del país durante la época de los Jemeres rojos, que ahora vuelve con unos aires de superioridad brutal, porque con poquito que hayan aprendido en Francia, en Canadá, en EEUU, en la Camboya de hoy es un elemento diferenciador brutal, no sólo a nivel profesional, sino a nivel social. Eso pasaba en China hace 20 años, hoy la incidencia se ha reducido considerablemente.

Una cuestión cultural

A veces lo que no entendemos es que un inmigrante chino tenga tan claro que se va a volver y muchos de ellos emigren con la idea de que su aventura es algo sí o sí temporal. Esto es porque ahí sí hay una diferencia cultural notable. Yo me fui a China y me quedé (porque quedarme era una alternativa posible, igual que lo era volverme). Quien ha hecho fortuna en Holanda, Alemania o EEUU quizá también ha decidido quedarse.

Los chinos tienen un compromiso familiar que les condiciona. No digo que a todos, pero esto si es algo temporal que mueve la aguja, mueve el amperímetro y restringe más. No digo que no haya chinos que no se queden, no digo que todos los extranjeros lo hagan. Los incentivos nos condicionan. No deciden la partida, pero suman.

En cualquier caso, lo que quiero decir es que esto pasa por un tema cultural, no por un plan para robar tecnología y por esto ya sabían que se volvían. Para la mayoría de padres, el niño que enviaban a EEUU era su único hijo. Enviarlo era una inversión y el niño sabe, estoy generalizando obviamente, que no tiene derecho a enamorarse o en todo caso que no tiene derecho a quedarse. Que su vida, su familia le espera en su país. Esto quizá no lo entendamos demasiado, pero condiciona muchísimo el plan vital de muchos jóvenes.

De hecho, esto ocurre incluso dentro de China. Antes había mucha migración interna hacia las zonas de la costa donde había trabajo, pero la cosa ha ido cambiando. Hoy hay trabajo prácticamente en cualquier lugar del país, cobrando menos sí pero también con un coste de vida proporcionalmente más bajo y los padres sobre todo en zonas rurales quieren que sus hijos conozcan parejas de su misma aldea incluso renunciando a oportunidades económicas superiores para asegurarse que durante su vejez su único hijo estará cerca.

Retornando talento chino

Un último tema, en mi tiempo en Beijing cooperando en un programa estatal de atracción de talento extranjero, la oficina de al lado de la mía era otro programa muy similar, pero en lugar de atraer extranjeros era para atraer a chinos, retornar a chinos talentosos que habían decidido quedarse en el extranjero.

人才回归 Réncái huíguī

Literalmente, retorno de talento. Es decir, fijaos si estaba tan poco planeado el tema que el propio gobierno chino está intentando «comprar» a chinos que no había manera que volvieran. Quizá no tenían esa presión familiar o se habían rebelado contra ella, quizá estaban haciendo dinero en el extranjero, lo que fuera.

Es decir, es el propio gobierno chino el que acaba sometido a las leyes de mercado y sabe que para tener a los mejores, es muy sencillo, hay que pagar más. Recuerdo el caso de otro familiar mío en China, un prodigio en medicina, al que le ofrecieron un proyecto en unos laboratorios en Suiza, con un montón de millones, instalaciones de último nivel… Antes era común que los chinos hicieran las maletas. EEUU podía atraer a los mejores científicos de todo el mundo, fueran chinos, rusos, de donde fuera.

Hoy eso ya no sucede. O sea, sigue sucediendo, pero hoy China ya puede competir con EEUU por los mejores profesionales y en algunos campos de tecnologías concretas casi me atrevería a decir que hoy EEUU ya no puede competir. En el caso que os menciono, en Beijing le hicieron una oferta superior y ahora dirige su propia investigación con un presupuesto gigante.

Una noticia que compartía el otro día en Twitter. Mientras en Wall Street, los gestores de fondos pagaban salarios de 100.000$ a los mejores graduados chinos de cada promoción, en China ofrecen 300.000$, el triple para lograr retener ese talento. Antes te ibas, te formabas cobrando mucho más en EEUU y en todo caso ya tendrías tiempo para volver. Ahora te pagan el triple en un mercado creciente con un futuro prometedor. No hay color.

Os dejo hoy con una frase que se repite ya no sólo en China sino en nuevos polos de atracción de talento como India: Silicon Valley ya no es el paraíso de la innovación. Grass is greener in India and China. Literalmente la hierva crece más verde en China e India.

 

Gracias y hasta pronto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.