La red ferroviaria en China

China cuenta con la mayor red ferroviaria de alta velocidad del mundo, que seguirá ampliándose en los próximos años, agregando 16.000 Km. más para 2020. Actualmente, dicha red cuenta con más de 6.900 Km. de vías férreas para trenes de alta velocidad como G- High speed rail que alcanza una velocidad de hasta 350 Km., un ejemplo de este tipo de línea es la que une Beijing con Shanghai. Asimismo, es la línea de alta velocidad más larga de mundo que recorre los 1.318 Km. que separan la capital china, Beijing de Shanghai en tan solo 4 horas y 48 minutos, que significa la mitad de tiempo que hasta ahora se empleaba en el ferrocarril convencional. La construcción tuvo una inversión de unos 220.000 millones de Yuanes (23.458 millones de euros) siendo superior al presupuesto oficial de la presa de las Tres Gargantas. Dicha línea fue construida en un tiempo record, ya que las obras duraron aproximadamente 3 años.

Hasta la fecha, el gobierno chino ha destinado 80.000 millones de dólares para la construcción de vía férreas, a su vez ha creado alrededor de seis millones de puestos de trabajo, con el gran objetivo de conectar Asia con el Medio Oriente y Europa. También, las empresas ferroviarias chinas construyen en otros países como Venezuela, Turquía y Arabia Saudita, donde se firmó un contrato para la construcción de una línea de trenes de alta velocidad entre La Meca y Medina.

Por otro lado, China cuenta con un ambicioso proyecto de expansión internacional que abarcará unos 17 países, según el Ministerio de Ferrocarriles. En el plan, se contemplan tres grandes líneas con trenes que circularán a 320 km/h. La primera, conectará Beijing con Londres, con el famoso tren bala, la segunda unirá China con Vietnam, Tailandia, Birmania y Malasia. Y la última, conectará Alemania con Rusia, Siberia y China. Este gran proyecto también contempla un objetivo comercial por parte del gigante asiático, que está interesado en los recursos naturales que poseen los diferentes países por los que pasará la red. Como ejemplo, el interés del gobierno chino en acceder a sus reservas de litio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.