Los reyes magos chinos, por Adrián Díaz

Quedan solo unos días y el joven Wang escribe su carta a los reyes magos. Este año quiere un balón, la camiseta de su ídolo Lebrón James (recién fichado por los Lakers) y unos patines con música y luces. Pero la carta no acaba ahí. Aprovechando que vienen los reyes pide también repuestos para su bicicleta, chocolate de importación, cosas para el cole, un broche para su abuela y así, hasta diez páginas. Claro que, las páginas ya no son como las de antes, en 2018 ya no se utiliza lápiz ni papel.

Wang no llegó a conocer a los reyes magos y jamás llegó a celebrar nada del 6 de enero. En cambio, sí cree en algo mucho más cercano: Taobao y la posibilidad de comprar todo lo que imagine a precios increíbles durante 24 horas.

El carrito de la compra virtual

Esto ocurre el 11 del 11 de cada año, es el Día de los Solteros (de ahí tanto uno). Un día en el que tradicionalmente los jóvenes solteros salían a ligar y las discotecas se llenaban.

Las plataformas online empezaron a ofertar productos para solteros para alegrar la vida a aquellos que no tenían una pareja. De ahí se llegó a la locura actual.

Alibaba y la venta online en China

Aquí me gustaría hacer también un paréntesis y explicar un poquito cuáles son las plataformas chinas y las diferencias. Hay mucha confusión entre Alibaba como empresa y Alibaba como grupo.

Empecemos por aquí; Alibaba es un grupo de muchísimas empresas, no solo de venta online. Tiene su propio banco, empresa transportista, de servicios en la nube, etc.

La que nos interesaría sería la empresa Alibaba que forma parte de este grupo. Es una empresa B2B (business to business) que significa de empresa a empresa. Contactan importadores buscando proveedores para comprar grandes cantidades. No sería la empresa que nosotros contactaríamos el 11 del 11 o cualquier otro día cuando quisiéramos comprar una única unidad.

Dentro del grupo Alibaba, a parte de esta empresa, los siguientes buques insignia serían Taobao y T-MALL. Taobao, que es la empresa quizás más famosa, es una empresa teóricamente C2C, es decir, de cliente a cliente. Al ser originariamente gratuita muchas empresas se colocaron allí a vender sus productos. Al final, se convirtió en un B2C (business to client), un servicio de empresa a cliente enmascarado. Después tendríamos T-MALL que como decía forma parte del mismo pack. Esta sí sería la empresa B2C de negocio a usuario individual, dónde poder pedir nuestros productos unitarios.

En todo caso cuando se hacen búsquedas, Taobao nos ofrece la opción de filtrar sólo por T-MALL. Es decir, dentro de todo lo que hay en Taobao también nos enseña productos de T-MALL. Con lo que, estamos viendo los productos Taobao (C2C) y los productos T-MALL (B2B).

Si filtramos por T-MALL nos estarán vendiendo solo empresas oficiales, registradas, con un poco más de seguridad y productos en teoría de mejor calidad.

En todos estos casos, cuando estoy hablando de Taobao o T-MALL estoy hablando de venta online dentro de China. Habitualmente los extranjeros no vienen a comprar a T-MALL a menos de que, obviamente, vivan en China. La empresa equivalente a Taobao para extranjeros sería Aliexpress. Quizás os suene más y es la empresa B2C donde empresas chinas venden a particulares extranjeros. Es decir, si estamos en Europa o en América y queremos comprar un producto chino en una única unidad, nos iríamos a Aliexpress. Y, si estamos en el extranjero y queremos comprar un contenedor nos iríamos a Alibaba.

Dentro de China, además de Taobao y T-MALL, tendríamos muchísimas empresas, el competidor más fuerte y conocido sería JINDONG. A lo mejor lo conoceríamos más como JD.com (Grupo Tencent), ese sería el competidor natural del grupo Alibaba.

Son dos de las tres grandes corporaciones digitales chinas llamadas BAT (Baidu, Alibaba, Tencent).

Aproximadamente, en el mercado online del interior de china, hablaríamos de que el grupo Alibaba tiene en torno a un 60%. Aunque la sensación es que es mucho mayor. JD.com tendría en torno a un 20-25 %. A partir de ahí ya entrarían otros pequeños grupos. Vendría VIP y una serie de empresas más pequeñas y mucho más localizadas para un sector concreto de producto.

Sí que es cierto que mucha gente, cree que comprando en JD.com compras producto de mucha más calidad. Como os explicaba antes, Taobao era un sitio C2C, y las medidas de seguridad son muy básicas. Cualquiera puede vender. Esto no pasa en T-MALL. Aunque pienses que vas a encontrar mejores productos en JD.com, la realidad es que la mayoría de las marcas tienen tienda en ambas plataformas. Por muy bien posicionado que estén en JD.COM, es muy difícil renunciar a Alibaba.

Desde hace tiempo estas plataformas sí que están compitiendo ferozmente y están pidiendo exclusividad. Si tú abres una tienda en JD.com, este te exige que no puedas abrir otra en Alibaba.

El mayor mercado del mundo

Es el día de los solterso, es el 11 del 11. El año pasado se llegaron a unas ventas de 24 mil millones de dólares sólo ese día. Este año, como sucede cada año, se batirá el récord. Se prevén unas cifras que, para que os hagáis una idea, si juntáramos las ventas que se dan en EE.UU. durante el Black Friday y el Ciber Monday combinadas y lo multiplicáramos por cuatro, todavía no se llegarían a las cifras del 11 del 11 en China.

China es desde hace años el mayor mercado del mundo online. Dejando ya muy atrás a EE.UU, pero el 11 del 11 hace temblar el planeta. Las empresas se preparan para este día durante meses. Algunas de ellas venderán entre un 20 y un 40 % de las ventas anuales en un solo día.

Los clientes también nos preparamos, vamos acumulando productos en el carrito de la compra. Nos apuntamos los precios para poder ver los descuentos que nos harán el 11 del 11 y así poder ejecutar las compras con las mejores ofertas. Con mucho cuidado de las estafas. Muchas empresas aprovechan ese día para subir precios, y jugar con las ventas que serán espectaculares sea cual sea el precio.

Esta es la nueva versión de los reyes magos en el siglo XXI. Igual que los padres aprovechaban las cartas de sus hijos para ir comprando los regalos en los días anteriores. Los reyes magos chinos, analizan todos esos datos que dejamos en el carrito de la compra, intentando aprovisionarse para el gran día. Se hacen estadísticas además de todo lo acumulado en el carrito, el número de clientes antiguos, de qué provincias vienen, cuál es su poder adquisitivo, qué compras hacen habitualmente, es decir, el mayor cálculo posible para estar preparados para ese día.

Las empresas online doblan turnos y triplican personal (es muy importante el servicio de atención al cliente). Los almacenes se desbordan y las empresas transportistas también contratan. La escasez de mano de obra es tal que los familiares ese día ayudan, ya sean jubilados o niños. Todo el mundo ayuda.

Es un día tan importante que incluso trabajadores de otros sectores se vuelcan en el sector de la venta online. Pueden obtener salarios muchos más altos por un día de trabajo de lo que pueden obtener en una semana de trabajo en su oficio habitual.

Una anécdota que siempre cuento y que me produjo un shock la primera vez que lo organizamos: en nuestro departamento de venta online, preparando el 11 del 11 desde agosto, llegamos a un acuerdo con un cibercafé para reservarlo solo ese día. Por cualquier eventualidad que pudiera suceder. La más sencilla: que hubiera un corte de luz. Esto no sucede nunca. No os quiero dar la impresión de que en China nos cortan la luz cada dos por tres. Porque no pasa. Pero si hubiera un problema justamente ese día, poder volcar a todo nuestro equipo en ese cibercafé y seguir con las ventas. Obviamente ese día no se puede perder ni una venta, la atención al cliente es fundamental.

Los que siguen viendo a China únicamente como la fábrica del mundo, quizá están en esa situación donde los árboles no le dejan ver el bosque. Tenemos que pensar que, además de ser la mayor fábrica del mundo, es ya con muchísima diferencia el mayor mercado del mundo.

Si hay un día en el que confluyen estos dos puntos, el mayor productor del mundo y el mayor mercado del mundo es el 11 del 11. En los días posteriores, nuestro pequeño Wang verá con lágrimas en los ojos, cómo los reyes magos chinos le van trayendo todo lo que pidió.

Y Occidente lo mira con esa mezcla de incredulidad y de incomprensión que lleva en sí todo lo que ocurre en China. Da la sensación de que no nos afecta. Veremos este año si la guerra tarifaria afecta a las cifras o si se vuelven a batir récords. Aunque la sensación es que es un gigante que sigue y sigue imparable.

Pese a que me encantaría seguir contando anécdotas, permitidme que lo deje aquí, debo yo también seguir escribiendo mi carta a los reyes magos.

Os dejo con el eslogan que utiliza Alibaba en referencia a este día tan especial:

“Si no puedes disfrutar el día con la persona que amas, al menos disfruta el día con las cosas que amas”.

Ahora puedes visitarnos en FacebookTwitterLinkedIn e Instagram y seguir los eventos y noticias de Adrián Díaz en Twitter.

Puedes acceder al podcast Lejano Este en iVooxYoutubeiTunes y Spotify.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.