El Festival Laba

El famoso Festival Laba, que se celebra el octavo día del duodécimo mes del calendario lunar chino, cae el 20 de enero este año.

Este festival se considera como el preludio de las celebraciones del Año Nuevo Chino, ya que apenas faltan 3 semanas para su llegada.

Origen del Festival Laba

En China es una festividad muy popular, pero ¿de dónde sale?

En la antigüedad, los chinos llamaban al acto de hacer sacrificios y realizar ofrendas a sus antepasados, La, y al día de la entrega de dichas ofrendas para desear seguridad, buena cosecha y salud El día de La. Como el festival Laba se celebraba en el duodécimo mes lunar, a este mes se le llama Mes de La.

Lo cierto es que este festival tiene diferentes nombres según las diferentes dinastías. Se fijó en el octavo día del duodécimo mes lunar durante las dinastías del Norte y del Sur (420-589). Algunos dicen que fue el día en que Sakyamuni se convirtió en Buda, y por eso es un gran festival budista.

Las diferentes leyendas en torno al Festival Laba

Existen muchas leyendas sobre los orígenes de esta fiesta, aunque las tres siguientes son las más extendidas.

La primera cuenta que el emperador Zhuan Xu tuvo tres hijos que se volvieron malvados después de su muerte. Aparecían todo el tiempo para asustar a los niños. La gente de esa época era muy supersticiosa y tenían miedo de los dioses y los fantasmas. Creían que estos eran los controladores de la salud de las personas, y la única forma efectiva de deshacerse de los tres espíritus malignos era mostrándoles dos tipos de habas rojas. Por lo tanto, la gente eligió un día del año para cocinar una especie de papilla con estas habas rojas y así ahuyentar a los malos espíritus.

Otros dicen que surgió para conmemorar a Yue Fei, el famoso general de la dinastía Song del Sur. Cuando Yue fue capaz de resistir a los invasores Jin en la ciudad de Zhuxian durante un duro invierno, sus soldados acabaron hambrientos y con mucho frío. Todos los lugareños les prepararon una especie de papilla y, al final, pudieron regresar triunfantes. Como esto sucedió en el octavo día del duodécimo mes lunar, la gente comenzó a seguir la tradición de cocinar esta papilla preparada con varios tipos de grano y frutos secos para conmemorar al general Yue Fei.

La última historia nos habla sobre Zhu Yuanzhang, el emperador fundador de la dinastía Ming (1368-1644). Se dice que las cosas estaban difíciles antes de que Zhu se convirtiera en emperador. En el octavo día invernal del duodécimo mes lunar, estando Zhu hambriento y con frío, se encontró habas rojas, arroz, dátiles y otros cereales mientras buscaba comida alrededor de una madriguera de rata. Zhu se preparó unas gachas con ellos para saciar su hambre. Más adelante, cuando se convirtió en emperador, fijó ese día como festivo y nombró la papilla que salvó su vida como papilla de Laba.

La comida, protagonista en el Festival Laba

Sin duda, los protagonistas de esta fiesta son los distintos platos tradicionales que se consumen.

Las gachas de Laba son el plato estrella. En casi todos los hogares se cocinan, incluyendo en su preparación unos 20 tipos de cereales y frutos secos.

Ya desde la dinastía Qing (1644-1911), comer gachas de laba marcaba la tradición. En el palacio imperial, el emperador, su emperatriz y sus hijos enviaban a sus ministros, militares y sirvientes gachas de Laba como recompensa por su arduo trabajo en este día. En todos los hogares, la gente preparaba gachas de Laba para comer o para enviar a sus amigos y familiares.

El ajo Laba es otro de los platos que no puede faltar en esta fiesta y, aunque es un plato muy simple, implica ciertos días para que pueda prepararse y consumirse.

Si te animas, solo debes pelar y lavar varios dientes de ajo. Después debes colocar el ajo junto con un poco de vinagre en un recipiente, a lo que se agrega azúcar y sal según las preferencias personales y luego se cierra el recipiente. Se debe almacenar en un ambiente de baja temperatura. El tiempo de almacenamiento es de unos 20 días, hasta que el ajo y el vinagre toman un tono verde claro.

El tofu Laba, también llamado jamón vegetariano, es una especialidad local de la provincia de Anhui, en el este de China. En el condado de Qianxian de Anhui, cuando se acerca el Laba, la gente airea y seca una especie de tofu, que está hecho de soja y cinco tipos de especias.

Los fideos Laba representan un plato popular en la llanura central de Shaanxi en el oeste de China. La gente come fideos Laba todos los años en la mañana de este día. Se hace primero remojando las habas en agua durante toda una noche para que se ablanden y luego, a la mañana siguiente, primero se hierve la sopa con las habas blandas y luego se cuece a fuego lento. A continuación, se hierven los fideos con la sopa y, para terminar, se mezclan cebollas verdes picadas y salteadas con los fideos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.