Importar cinta de correr de China

Montar nuestro propio gimnasio en casa está más de moda que nunca y, sin duda, la pandemia del Covid ha abierto los ojos a muchas personas para crear su pequeño rincón del deporte dentro de su hogar. Y un elemento imprescindible en todo gimnasio que se precie es la mítica cinta de correr.

La tendencia de hacer ejercicio en casa

Uno de los nichos de mercado más atractivos en estos momentos es el de los gimnasios caseros. El hecho de haber asistido tanto a encierros selectivos como a las limitaciones de los gimnasios comerciales ha disparado el interés entre los consumidores por realizar ejercicio físico sin moverse de sus casas.

Si bien es cierto que cada vez eran más las personas que compraban material para hacer deporte en casa y poder hacer sus sesiones de pesas o running desde su habitación, la pandemia ha provocado una aceleración en el proceso.

Los grandes comercios de deporte han visto como sus existencias de maquinaria fitness se agotaba a una velocidad pasmosa, generando incluso un mercado de segunda mano con precios inflados ante la incapacidad de responder a la demanda de material.

El running y la necesidad de las cintas de correr

Uno de los productos estrella han sido precisamente las cintas de correr. Y es que el running es uno de los deportes estrella seguramente debido a la sencillez que tiene a la hora de practicarlo, entre muchos otros factores.

Muchos aficionados al running han descubierto que ejercitarse en una cinta de correr en muchas ocasiones no tiene nada que envidiar a la experiencia de hacerlo al aire libre.

Ya sea para salvar nuevas situaciones de confinamiento, poder entrenar con independencia del clima, la posibilidad de ejercitarse a cualquier hora del día o por controlar mejor su rendimiento, lo cierto es que muchos de los aficionados al running que han probado esta nueva opción la han incorporado a sus rutinas de por vida.

Y el mensaje se ha ido extendiendo entre la comunidad de runners haciendo que las cintas de correr sean su nuevo objeto de deseo.

Por lo que, con estos motivos sobre la mesa, importar cintas de correr para crear un negocio en torno a ellas supone toda una oportunidad para aquellos emprendedores que sepan aprovechar esta situación.

Cómo escoger una cinta de correr

Si finalmente nos decidimos a importar cintas de correr de China, debemos tener en cuenta algunos aspectos técnicos para que nuestra elección sea la adecuada:

Potencia: Este aspecto es clave y muchas veces se pasa por alto. Cuanta mayor potencia tenga la cinta de correr que escojamos, mayores posibilidades de alcanzar más velocidad y, por lo tanto, mayor capacidad de entrenamiento. Es indispensable conocer qué tipo de público objetivo será al que nos dirijamos para poder escoger el modelo con la potencia adecuada.

Es conveniente conocer en este apartado que también existen cintas de correr magnéticas que funcionan sin motor. Hay que prestar especial atención en estos modelos, puesto que suelen estar enfocados en personas que solo deseen caminar, de ahí que sus prestaciones no sean demasiado altas.

Velocidad: Debemos fijarnos en cual es la velocidad máxima que el fabricante ofrece para cada modelo. Un tipo de cinta de correr que alcance los 14 km/h satisfará las necesidades de la mayoría de corredores, aunque si queremos enfocarnos en un tipo de runner más pro, podría ser interesante elegir un modelo que llegue a los 18 km/h.

Dimensiones: Este apartado es tan importante tanto para ti como para el usuario final. Una cinta de correr de grandes dimensiones supondrá unos mayores costes de envío, al mismo tiempo que la necesidad por parte del usuario de tener un espacio en su casa de cierto tamaño. Afortunadamente cada vez son más las fábricas que producen un tipo de cintas plegables que reducen bastante este tipo de fricciones.

Monitorización: Es interesante que nuestra cinta incluya una consola central capaz de ayudar al usuario informándole de todo tipo de detalles: distancia recorrida, calorías quemadas, ritmo cardíaco, etc. Comprueba con el fabricante la disponibilidad de idiomas, así como la facilidad de manejo de la propia consola.

Superficie de la cinta: Una cinta demasiado pequeña puede generar una experiencia desastrosa en el usuario final. Para darte unas cifras estándar, alrededor de 45 cm de ancho y 130 cm de largo serían unas medidas válidas para la mayoría de personas.

Consejos para vender cintas de correr

Crear marca propia: La personalización de nuestros productos siempre es aconsejable a la hora de crear un negocio en torno a productos importados de China. Ganarás en credibilidad, pero para ello asegúrate de realizar un buen trabajo de branding trabajando el universo que deberás crear alrededor de tu proyecto: redes sociales, web de la marca, pruebas de producto, influencers, etc.

Utiliza el vídeo para mostrar el producto: Nos encontramos ante un producto cuyo precio dará que pensárselo dos veces a nuestros potenciales clientes, por lo que sería interesante crear una serie de documentación gráfica, a ser posible en formato vídeo, donde mostremos cómo funciona la cinta de correr en una situación real. De esta forma, además de dar confianza al usuario, podrá ver el funcionamiento y comparar las dimensiones del producto en una situación de uso auténtica.

Amplía las posibilidades de venta: Aunque hemos centrado toda la información pensando en el usuario que se quiere montar un gimnasio en su casa, quizá también podríamos plantearnos alcanzar a otro tipo de clientes: Gimnasios, hoteles, centros de rehabilitación… y es que existen muchos tipos de negocios donde podríamos vender nuestras cintas de correr.

Precio de una cinta de correr en China

Evidentemente, el precio de las cintas de correr variará en función de las características y condiciones, pero desde SedeenChina hemos recabado información de distintos fabricantes y los precios medios oscilan entre los 85 y los 300 €, teniendo en cuenta que todas son cintas motorizadas que cumplen las características mencionadas a lo largo del artículo.

Si investigas por tu cuenta en páginas como Alibaba debes tener en cuenta que los precios ofertados pocas veces se corresponden con los precios finales, puesto que existen muchas variantes que no se mencionan en esos niveles iniciales de negociación.

Finalmente, solo queda recordarte que si decides emprender un negocio comprando cintas de correr en China podemos ofrecerte todo tipo de servicios para que encuentres el proveedor adecuado al mejor precio, así como nuestros consejos basados en los años de experiencia negociando y creando negocios en torno al país asiático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.