Iva en importaciones: El nuevo sistema ONE-STOP SHOP

 

Se avecinan cambios importantes en las importaciones en la Unión Europea. A partir del 1 de Julio de 2021 entrará en vigor el nuevo sistema One Stop Shop, una normativa que va a dar mucho que hablar y que seguro que provocará más de un dolor de cabeza a muchos importadores.

Vamos a tratar de resumirte los principales cambios que tendrán lugar para que estés preparado ante la nueva situación.

La situación antes del One Stop Shop

Hasta ahora, cualquier importación de bienes a la Unión Europea cuyo valor no superase los 22 € estaba exenta de pagar impuestos.

Bajo esta situación, muchos ecommerce que utilizan el modelo de negocio de dropshipping evitan el pago de impuestos aprovechando este resquicio legal.

Igualmente, muchos importadores que venden productos de un valor superior declaran en sus envíos un coste inferior para aprovecharse de la normativa.

Esta situación genera una gran controversia entre los propietarios de los ecommerce y la Hacienda Española, ya que a la hora de declarar los resultados económicos hay un vacío provocado por este IVA que no ha sido devengado.

El nuevo sistema de ventanilla única de importación, más conocido popularmente bajo las siglas IOSS, ha venido para modificar la normativa creando un sistema único para todos los países de la Unión Europea.

¿Qué es la ventanilla única de importación?

El IOSS es un sistema que ha nacido para facilitar tanto el cobro, la declaración y el pago del IVA a aquellos vendedores que realizan ventas online desde ecommerce de bienes importados a cualquier comprador procedente de la Unión Europea.

Una de las ventajas que este sistema aporta a los compradores es que, si el ecommerce en el que compra está acogido al IOSS, el comprador nunca tendrá que enfrentarse a esa desagradable situación de tener un cargo sorpresa en su pedido, compuesto normalmente tanto por el IVA como por una tasa adicional por el despacho de aduanas que, en muchos casos, puede superar al propio coste del producto.

Esto es realmente importante ya que, si no estamos registrados en este nuevo sistema, al enviar los productos desde fuera de la Unión Europea a nuestros clientes, estos tendrán que hacerse cargo de pagar los importes que acabamos de mencionar

Importaciones con valor de 150 € (o superior)

Hasta ahora nos habíamos referido a productos de valores bajos.

Como acabamos de ver, los productos importados con un coste inferior a 22 € estaban exentos de pagar IVA. En el caso de productos con un coste comprendido entre los 22 y los 150 € sí que había una obligación de pagar IVA, aunque como habíamos mencionado, muchos ecommerce lo que hacían era marcar cualquier producto que enviaban desde fuera de la Unión Europea con un coste inferior a dichos 22 €, tratando así de burlar a las distintas Haciendas de los países europeos. La cuestión es que ahora, en cualquier importación por cantidades inferiores a 150 €, nos tocará pasar por este nuevo sistema de ventanilla única de importación.

Para importaciones de precios superiores la situación no cambia: Habrá que realizar los trámites habituales pagando el correspondiente IVA, los aranceles (si proceden) así como el resto de tasas por la gestión del procedimiento.

¿Cómo podemos registrarnos en el sistema de ventanilla única de importación?

Desde el pasado 1 de Abril de 2021 ya es posible registrarse en el sistema IOSS.

Para darnos de alta en el nuevo régimen habrá que presentar diversos modelos, así como llevar varios registros de operaciones, por lo que es recomendable solicitar asesoramiento por parte de un profesional para asegurarnos de que lo estamos haciendo bien.

¿Qué debemos hacer si utilizamos el sistema de ventanilla única de importación?

Conviene tener a mano todas las implicaciones que conllevará la utilización de este nuevo sistema, así que aquí te dejamos las acciones que deberemos llevar a cabo:

  1. Mostrar el importe del IVA que debe pagar el comprador en la UE, a más tardar cuando finalice el proceso de pedido.
  2. Garantizar que el IVA es cobrado al comprador respecto a la entrega de todos los bienes incluidos en el ámbito de la IOSS que tengan un Estado miembro de la UE como destino final.
  3. Asegurarse de que las mercancías incluidas en el ámbito de la IOSS son remitidas en envíos con un valor no superior a 150 EUR.
  4. En la medida de lo posible, mostrar en la factura el precio pagado por el comprador en euros.
  5. Enviar una declaración electrónica de IVA mensual a través del portal IOSS del Estado miembro en el que está registrado en la IOSS.
  6. Realizar un pago mensual del IVA consignado en la declaración de IVA al Estado miembro en el que se haya registrado en la IOSS.
  7. Conservar registros de todas las ventas incluidas en el ámbito de la IOSS durante 10 años.
  8. Proporcionar la información necesaria para el despacho de aduanas en la UE, incluido el número de identificación a efectos del IVA de la IOSS (IOSS VAT), a la persona que declara las mercancías en la frontera de la UE.

Como ves, si tienes una ecommerce basado en dropshipping o un modelo similar en el que tus productos se envían directamente desde un país externo a la Unión Europea, será mejor que te pongas al día con esta normativa. En caso contrario, además de encontrarte con la situación de que tus clientes no podrán recibir sus productos sin abonar las tasas e impuestos correspondientes, podrías estar violando la normativa, con las consecuencias que ello acarrea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.