Youtubers en China y Andorras en Asia

¡Episodio 99 ya! Disculpad que he estado un poquito ausente estos últimos días, quería cerrar la temporada con el episodio 100, justo antes de año nuevo y también he estado algo más dedicado a otros temas personales.

He ido publicando eso sí bastantes episodios para patronos, pero en cualquier caso, gracias a todos los que mandáis mensajes preguntando. Ha sido precioso sentir que al reducir ligeramente los decibelios había gente que notaba la ausencia.

Un episodio para hablar de los youtubers desde mi aproximación; no sé si llego tarde a la polémica pero en cualquier caso, es un tema recurrente, no va a dejar de suceder con lo que este episodio creo que conservará validez en el tiempo.

Lo voy a centrar más en “influencers”, no me interesa tanto si son youtubers o de cualquier otro tipo pero como en China no tenemos YouTube (bueno, más o menos), tiene más sentido hablar de influencers aunque todavía podríamos expandir más el espectro y hablar de otro tipo de perfiles que se han movido recurrentemente a algún lugar de fiscalidad más favorable.

Voy a intentar pasar por encima de los argumentos económicos (lo dejo para el año 4719, es decir, en un par de semanas), y centrarme en explicar la realidad aquí aunque no prometo nada. Los que me conocéis ya sabéis lo que pienso: «La historia de la humanidad son dos amigos, uno que piensa en innovar y otro que piensa en cómo cobrarle impuestos al primero”.

Los dos lados del egoísmo

Para que quede constancia por si alguien escucha este episodio dentro de un año y no entiende de qué va esto. La polémica se genera cuando un youtuber famoso español decide mover su residencia fiscal a Andorra para pagar menos impuestos.

Me sorprende la reacción que he visto desde los expatriados en China. Mayoritariamente censurando al tipo éste, que dicho sea de paso no me genera ninguna simpatía. En cualquier caso, es indiferente lo que yo piense de él, por mí puede hacer lo que le de la gana, creo en la libertad; también os digo, creo en la libertad de los que le critican.

Unos la usan para irse y pagar menos impuestos y otros la usan para criticar, presionar para que otros se queden y obtener mas impuestos para repartirse. Ambas actitudes me parecen muy racionales. Egoísmo puro tanto del que se va como del que critica. Permitidme también que yo tenga la libertad de decir lo que pienso.

Como todo en esta vida, esto no va de principios ni de valores, esto va de recursos y de quién se los queda.

Recuerdo una discusión en Shanghai entre nacionalistas catalanes y españoles donde les dije:

—Esto es más fácil que todo lo que me estáis contando sobre idioma, historia, naciones, aeropuertos, embajadas y todo lo demás. Esta es una pelea por siete millones de contribuyentes. Ya. Todo lo demás es ruido—.

Pero bueno, cada uno es libre de afinar su oído a la música que más le satisface.

En el caso de estos tipos, que se independizan para pagar menos impuestos, la visión en la que yo quiero hacer hincapié es la de esas voces que se han ido alzando desde China.

Como me habréis escuchado, aquí veo dos polos claramente diferenciados: capitalistas que odian a China y comunistas que la toman como ejemplo. Y por desgracia ambos están equivocados en sus premisas.

En este caso, lo que puedo aportar yo a este debate no son argumentos económicos, aquí está todo bastante dicho y no nos vamos a poner de acuerdo. Si te interesa la libertad del individuo estarás a favor de lo que ha hecho, si te interesa la igualdad en el grupo, lo censurarás. Ambas posturas tienen un criterio.

Individualismo y meritocracia por bandera

Lo que yo puedo aportar es explicaros qué sucede en China y este país no puede ser jamás ejemplo de igualdad, redistribución, etc. Sino todo lo contrario, de individualismo y trabajo duro; en definitiva meritocracia.

Y sí, si es la primera vez que me leéis y escucháis os sitúo: al contrario de lo que se lee en redes, el ciudadano chino es el ser más individualista que existe y salvo 30 años que de hecho han sido los peores 30 años de la historia de China, éste país ha tenido una cultura de meritocracia sin igual incomparable en el resto del planeta.

Bien, por ir a los hechos prácticos y dejarnos de ideología ya que ésta puede ser discutible: ¿Cuántos impuestos paga un influencer en China? Pues como cualquier otro ciudadano en una cultura extremadamente individualista, los menos que puede. Y si puede eludir impuestos eludirá más que ningún otro neoliberal sobre la faz de la tierra y si puede evadir evadirá tras un cálculo coste/beneficio exactamente igual que cualquier otro neoliberal sobre la faz de la tierra.

De hecho, respondiendo a la pregunta ¿Cuántos impuestos paga un influencer en China? Cuando digo los menos que puede, intento no generalizar. Si generalizara diría 0, pero probablemente me equivocaría. Posiblemente acertaría si esta pregunta me la hicierais hace 15 años, hoy habrá alguno que pague algo. Como explico siempre, China no es un país comunista que se va abriendo, China es un país ultra-capitalista que se va cerrando.

Cambiemos el chip porque el relato no se corresponde con la realidad.

El influencer chino

Hay gente, no lo sé, que se debe pensar que un influencer en China es un tipo que se dedica a ello porque el plan quinquenal, planificando la economía, decidió un porcentaje del PIB a influencers y delegados del gobierno iban pasando por las escuelas eligiendo a los tipos más carismáticos en primaria, los arrancaron de sus familias y los llevaron a un edificio gris, siniestro en Beijing donde funcionarios del partido los entrenaban 16 horas diarias y hoy en día hacen videos sin parar cobrando un sueldo público y el estado los usa como propaganda para fomentar el comunismo.

De verdad… Daos un paseo por China y actualizaos, porque esas ideologías que se enterraron hace 40 años sólo perviven en vuestras cabezas. Un influencer chino es un tipo que se levanta todos los días a generarse su sustento, como cualquier taxista de Nueva York o cualquier vendedor ambulante en Nueva Delhi.

Es un emprendedor, que no tiene ni idea de lo que es el comunismo ni le interesa lo más mínimo, que vive de su trabajo, del sudor de su frente y no de ninguna dádiva estatal, que su educación le costó una pasta a su familia, que se paga un seguro médico privado, no sueña con erradicar el hambre en el mundo sino con tener un BMW y es una persona que si hoy no trabaja, no come.

Y por supuesto, trabaja en negro y no va a declarar nada, hasta que la burocracia estatal de con él. Exactamente igual que en occidente. Y como, exactamente igual que en occidente, la burocracia estatal cada vez es más eficiente en el sentido más macabro de la palabra, cada vez más influencers, sobre todo los más famosos, se ven obligados a pagar impuestos porque obviamente cuando te va bien te expones más y es más difícil volar por debajo del radar.

Ya está. No os penséis que aquí hay gente que dice —no no, yo tengo 37 followers pero ya me he dado de alta porque quiero pagar mis impuestos para contribuir con el estado que nos sustenta—.

Encontraréis este discurso de cara a la galería, pero ese discurso honesto, de gente que realmente piense eso, lo encontraréis infinitamente más en España o en cualquier socialdemocracia europea que en China. Los chinos, una vez más, se parecen más a los americanos que a nosotros. A mí déjame tranquilo, vivo de mi esfuerzo vive tú del tuyo.

______________

Otro punto del que quería hablar es de Hong Kong. Veo a expatriados en China hablando de Andorra como un lugar oculto, tenebroso, enigmático… Estarán pensando en Hong Kong, a Noé le vais a hablar vosotros de la lluvia.

Las «Andorras» chinas

En Andorra pasa una milésima parte de lo que pasa en Hong Kong. Andorra es una broma al lado de Hong Kong y sí, todo el que ha querido pagar menos impuestos se ha ido históricamente a HK para evadir (y no sólo HK, ¿eh? Igual que en occidente hay varias Andorras, en Asia hay un montón de lugares como HK) lo que sucede es que ha sido tan fácil no pagar impuestos en China (recordad, no es un país comunista) que en muchos casos ni hacía falta irse a su Andorra.

HK en todo caso, servía más para colocar tu dinero en el exterior ante el miedo que tienen los chinos a que el comunismo pudiera volver en cualquier momento. Porque, recordad, fue la misma generación la que vivió la revolución cultural la que luego podía adornar la calle el día de la boda de su hija con decenas de Ferraris.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué hay personas hablando de Andorra que no conocen la utilitarismo que se ha hecho con Hong Kong desde la propia China? En parte tiene que ver con el perfil del expatriado tipo en los últimos años y cómo éste ha ido mutando.

Youtubers nuevos en China

Suelo estar muy en contra de analizar los argumentos revisando quién los dice. Ni falacias ad hominem ni tampoco ad verecundiam. Hay que juzgar los argumentos por ellos mismos.

Tener dos masters en Harvard, un premio Nóbel o pilotar tu propio jet privado no son una vacuna para no decir estupideces, más al contrario, suelen ser una coartada para poder hacerlo con lo que, en la medida de lo posible, intento juzgar argumentos y no personas, pero quiero analizar el perfil de quien los dice no para criticarlos sino para entender por qué hay gente que piensa así.

El problema es que muchos de los youtubers que han llegado a China en la última década no entienden los procesos por los que ha pasado el país y no se imaginan como era China antes de que llegaran.

Ellos ven unos cambios brutales en estos últimos años pero los cambios más brutales se dieron en los 30 años anteriores. No entienden el papel que ha jugado Hong Kong, no han conocido un Hong Kong infinitamente más rico que China, no han vivido cuando los chinos se morían por cruzar la frontera y amontonarse al otro lado, lo que han conocido es ya una época donde el turista chino rico, llega a HK y mira con desprecio a los hongkoneses.

No han vivido cuando los hongkoneses venían a China y las chicas se derretían por ellos porque eran poco menos que dioses, no entienden todo lo que significó HK, en la primera década de siglo incluso en años anteriores.

Veo a todos estos chavales defendiendo a China y sin entender el espacio propio que tiene HK y con la información que tienen, es comprensible, claro, pueden intuir que era un paraíso fiscal donde empresarios pero sobre todo funcionarios llevaban sus ahorros pero tienen un problema de magnitudes.

Y no lo digo con desprecio, sólo lo describo. Yo no me puedo imaginar la China de los ’90 por mucho que pueda intuirla o incluso estudiarla. Todos tenemos un límite y lo comprendo. No miro con desprecio a quien no conoce el teorema de Pitágoras. Hubo un momento en el que yo tampoco lo conocía, nadie nace enseñado pero es cierto que si alguien hace un análisis del triángulo rectángulo sin conocer el teorema, pues justo es hacérselo saber y éste es el caso.

A quien más le interesó mantener HK es evidente… Y después, estaban los empresarios; cuando yo empecé a hacer negocios con China, era imposible no pasar por Hong Kong, todo el mundo tenía su cuenta ahí, algunos en blanco otros en gris y la mayoría en negro.

La muerte de Hong Kong

Y quizá requiere un episodio más profundo, pero le voy a decir algo también a los que miran Hong Kong desde el otro lado, pensando en la China comunista y todas estas historias. China no es quien ha ahogado a Hong Kong poco a poco. No reduzcamos la historia de HK a unos últimos años donde China se ha olvidado de ese pragmatismo que siempre destaco y se ha dejado llevar por su nacionalismo, eso no es lo que ha ahogado a HK.

Es quizá lo que le dará el golpe de gracia; quien ha ido matando a HK es EEUU, en su afán de eliminar su competencia de paraísos fiscales.

Mucho antes de que las batallitas de autodeterminación Hongkonesas preocuparan lo más mínimo a Beijing, cuando Hong Kong era una parte fundamental del crecimiento chino, EEUU se dedicó a arrinconar a sus competidores, empezó a llenar de regulaciones la apertura de cuentas bancarias alrededor del mundo, primero con cualquiera que tuviera pasaporte americano (que también daría para otro episodio pero hoy en día a nivel fiscal es uno de los peores pasaportes del mundo aunque os parezca que la gente se desvive por tener un pasaporte americano), si estáis en el mundillo de la apertura de cuentas sabréis por qué lo digo.

Y después de hacerle la vida imposible a sus propios ciudadanos ha ido ahogando a los bancos hasta hacernos la vida imposible a todos. Cuando digo que EEUU tiene muy poco de neoliberal y China absolutamente nada de comunista… Me sobran los ejemplos.

EEUU ha utilizado su imperialismo económico (que no tiene nada que ver con el capitalismo ni con la globalización) para intervenir y ahogar un montón de lugares que funcionaban muy bien en un régimen de libertades… Los papeles de Panamá fueron otro ejemplo perfecto. No se trataba de eliminar a los paraísos fiscales (en eso como siempre la derecha se apoya en el populismo de la izquierda para conseguir que todo el mundo estuviera a favor); como digo no se trataba de acabar con los paraísos fiscales,  se trataba de eliminar a mis competidores en la atracción de evasores y elusores.

No sé si Delaware y compañía siempre fueron los mayores paraísos fiscales del mundo pero ahora desde luego lo son; misión cumplida para un EEUU que ha ido canibalizando a su competencia. Son ellos los que a base de intervencionismo financiero fueron cortándole las alas a HK y no China que estaba la mar de feliz con el status de Hong Kong.

Pero claro, esto lo acostumbro a hablar con alguien con orejeras que a un lado ve neoliberalismo yanki y al otro comunismo chino y es muy difícil mantener un diálogo sobre mis propias experiencias vitales si no nos bajamos de las etiquetas, no evaluamos actos desde la praxis y en cambio estamos comodísimos con el marketing de rebaño.

No hay regla que valga

Os dejo una reflexión final. Intento no juzgar a quien se gana la vida con su propio esfuerzo, cada uno que haga lo que quiera con su vida pero todos estos influencers que trabajan desde China y monetizan su canal, etc. Estoy pensando en su canal de YouTube y se dedican a criticar a quien se va a Andorra a pagar menos impuestos, todos estos que viven de juzgar a los demás ¿Están declarando su actividad en China? Probablemente sí y en la declaración de costes de su actividad en China colocan sus factura de VPN.

Y ante el argumento de que alguien no debería poder declarar sus impuestos en Andorra si su público está en España, ¿Qué opina alguien que ni siquiera declara sus impuestos en China? Pero vamos a pensar que sí lo hace que alguno habrá, pero que… con ese mismo argumento, declara sus impuestos en China pero su público está en España. ¿Cómo convalidamos eso?

No, es que esa persona no se fue a China para pagar menos impuestos, se fue por otros motivos. Es decir, a un youtuber nacido en Andorra, sí le permitimos emitir en España pero habría que censurar los canales de los que habiendo nacido en España se van a Andorra después. ¿Esa sería la regla?

Y si otro youtuber declara amor a la patria pero se casa con una andorrana y se muda allí ¿Sí aceptaríamos dejarle emitir? Primero dependía de donde vivíamos pero al poneros el ejemplo del que emite desde China me decís que no, que es una cuestión del que se va, pero si os pongo un ejemplo del que se va por amor, me decís que no que es si se va para pagar menos impuestos…

¿Entonces al final lo que buscamos es una declaración jurada de patriotismo? No nos damos cuenta de la cantidad de peculiaridades y excepciones que se van dando, al final lo que que generan como siempre es una cantidad ingente de burocracia y regulaciones y por tanto un montón de tipos en despachos con moquetas para poder dirimir todas esas peculiaridades y ¿Montamos un sistema elefantiásico para financiar nuestra caza de brujas? Bueno, habrá quien lo crea necesario. Es respetable.

En cualquier caso, me gusta esa idea de bloquear el canal de YouTube de los que señalamos con el dedo. Porque al final no es ni los que viven fuera, ni nos que emigran, ni los que emigran pero sin motivo aparente, no, el tema va con los que señalamos con el dedo que nos sirven para como aviso a navegantes para amedrentar a los siguientes que quieran recorrer ese camino… La cultura del miedo.

En cualquier caso decía, esa idea de bloquear el canal de YouTube de los que señalamos con el dedo me gusta. Muestra un poquito más cómo somos. Como siempre comento en mis charlas, China no es una realidad distópica alternativa, China es nuestro futuro. Y una frase que repito siempre, China no hace sino lo que a tu político le encantaría hacer y eventualmente hará. Simplemente, han llegado antes a esas conclusiones o son menos hipócritas. Dale tiempo a los tuyos.

Os dejo con una frase del propio Confucio: «Un caballero no es una vasija ni una herramienta, pues su capacidad no tiene límite ni su utilidad una aplicación limitada”.

1 comentario en “Youtubers en China y Andorras en Asia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.