¿Dominarán los coches chinos las carreteras europeas?

Renault, Opel, Seat, Volkswagen… estas son las marcas de coches que inundan de vehículos las carreteras europeas… pero puede que las cosas cambien a lo largo de esta década.

¿Y si para 2030 fueran las marcas de vehículos chinos quienes dominasen el mercado?

Los fabricantes de automóviles chinos están abriéndose camino en Europa, a medida que el continente donde se inventó el automóvil de gasolina moderno cambia su punto de vista enfocándose en los vehículos electricos.

La semana pasada, un barco cargado con 209 SUV Xpeng G3 eléctricos partió de Guangzhou con destino Noruega. Este es el segundo envío de la compañía al país nórdico, después de que llegaran las primeras 100 unidades en diciembre.

Xpeng es una de las empresas emergentes de automóviles eléctricos más populares de China, pero no es la única marca que está explorando el mercado europeo, donde las ventas de vehículos eléctricos se están disparando.

Otra startup, WM, y el fabricante de coches BYD también están vendiendo vehículos a Europa. Nio está planeando su incursión.

El año pasado se vendieron casi 1.4 millones de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en Europa, un aumento del 137 por ciento con respecto a 2019, en un mercado de vehículos golpeado por la pandemia que bajó un 20 por ciento en comparativa con el año anterior.

De manera similar al rumbo que ha tomado China, los gobiernos europeos están dando generosos incentivos para que los consumidores compren vehículos eléctricos.

En Alemania, los compradores pueden ahorrar hasta 9.000 euros en la compra de vehículos eléctricos nuevos. Francia ofreció incentivos de hasta 7.000 euros en 2020, aunque los recortará a 6.000 euros en 2021.

El fabricante de automóviles más grande de China, SAIC Motor Corporation, planea vender 300,000 vehículos en Europa para 2025, de los cuales el 70-80 por ciento serán vehículos eléctricos o híbridos enchufables.

Yu De, un alto ejecutivo a cargo del negocio en el extranjero de SAIC, dijo que la compañía ha logrado algunos avances y que alrededor de 25,000 de sus híbridos eléctricos y enchufables se vendieron en Europa en 2020.

Las ventas le valieron créditos de carbono por valor de 40 millones de euros.

Europa ha sido tradicionalmente un mercado difícil para los fabricantes de automóviles internacionales a la hora de ganar una cuota de mercado significativa. Toyota lleva en Europa unos 50 años y su cuota de mercado no suele superar el 10 por ciento.

El mercado de vehículos eléctricos está ofreciendo oportunidades para los fabricantes de automóviles chinos que han estado activos desde el principio.

China comenzó su iniciativa de fabricación de vehículos eléctricos en 2009, por lo que las empresas locales han pasado por varias rondas de desarrollo en términos de diseño de productos y calidad de automóviles.

Uno de los fabricantes de automóviles eléctricos más grandes de China, BYD, ha vendido más de 1.400 autobuses eléctricos en Europa. El MG EZS EV de SAIC Motor fue el primer SUV eléctrico de tamaño pequeño en recibir una calificación de cinco estrellas del Programa de Evaluación de Autos Nuevos Euro.

Robin Zheng, analista senior de Roland Berger, dijo: «Su entrada (de los fabricantes de automóviles chinos) en el norte y oeste de Europa significa que son aceptados por los consumidores más estrictos».

SAIC vende actualmente tres modelos en Europa, con otros tres o cuatro programados para llegar al mercado europeo este año, y todos son híbridos enchufables o vehículos eléctricos.

El año pasado, SAIC lanzó su propio servicio de envío para acelerar las entregas y aprovechar al máximo sus ventajas iniciales a medida que los fabricantes de automóviles europeos, como Volkswagen, llevan sus modelos eléctricos al mercado.

Su primer modelo, el ID.3, así como el e-tron de Audi han adquirido parte del mercado en Europa, dijo el director ejecutivo del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, en una publicación de Twitter en enero.

En Francia, Renault duplicó sus ventas de vehículos eléctricos en el mercado europeo en 2020, vendiendo 115,888 vehículos y representando un crecimiento de más del 100 por ciento desde 2019.

Muchos de esos vehículos se vendieron a empresas que ofrecen vehículos para empleados. Actualmente, los clientes particulares prefieren los híbridos enchufables.

Pero los analistas afirman que esto es favorable para los fabricantes de automóviles chinos, que generalmente son poco conocidos en los mercados europeos.

Siempre que puedan convencer a una empresa, pueden vender muchos vehículos, y eso es mucho más eficiente que venderlos a clientes individuales.

Y la presencia de vehículos chinos en la calle ayudará a mejorar el conocimiento de su marca entre las personas.

Los fabricantes de baterías de China están tratando de aprovechar al máximo el entusiasmo por los vehículos eléctricos en Europa y están instalando plantas para producir baterías para los fabricantes de automóviles locales.

CATL comenzó la construcción de su primera planta en el extranjero en Alemania a fines de 2019.Se espera que su capacidad de producción anual alcance los 14 GWh cuando se complete en 2022.

El año pasado, Svolt, una escisión del fabricante de automóviles chino Great Wall Motors, dijo que invertirá hasta 2.000 millones de euros en dos plantas de producción en Alemania.

Veremos si en los próximos años comienza a ser común el hecho de ver vehículos chinos por nuestras carreteras.

 

Fuente: http://www.chinadaily.com.cn/a/202102/08/WS60207431a31024ad0baa7e10.html 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.