La inasumible deuda china

Dedicaba el último episodio de Lejano Este a un artículo de Michael Pettis sobre el crecimiento Chino y las posibilidades de llegar a ese objetivo de duplicar su PIB en 2035.

Y un dato, que en realidad fue “el dato” que me llevó a emitir estos dos episodios, revolucionaba las redes sociales y dejé para este segundo episodio: “China tiene una deuda del 280% del PIB”.

Michael Pettis fijándose en el historial de esta deuda, haciendo una regla de tres nos dice que para duplicar el PIB la deuda necesariamente debe llegar al 400% del PIB y eso llevaría a China al colapso.

Datos superficiales

Bueno, tenéis el episodio anterior donde pongo en duda la futurología como pilar de la ciencia económica… Centrándome en lo real, lo tangible, el hoy, llama la atención este dato, 280% de deuda sobre el PIB. A todas luces alarmante.

Da la sensación de que China se sostiene con pinzas y en una época de gatillo fácil para retweetear ideas de 280 caracteres que nos invita a quedarnos siempre en la superficie en lugar de profundizar, se juega con cifras veraces inoculándonos ideas engañosas.

Despedía el último episodio diciendo: Si sólo os diera este dato, ¿Qué opináis? ¿Diríais que hablamos de un país viable o inviable?

La respuesta correcta es que si nos dan únicamente este dato, no hay cómo saberlo. ¿Y por qué nos volvemos locos cuando leemos que China tiene una deuda del 280% del PIB… Y descorchamos champagne como si nos fuera a ir bien cuando al vecino le va mal? Porque el ser humano funciona por comparativa. Y al menos en España cuya deuda pre-covid estaba en torno al 100% del PIB… Nos vienen diciendo que probablemente saldremos de la pandemia con un 120 o un 130% de deuda sobre PIB y eso roza lo insostenible.

Bueno, veremos o no si es insostenible, creo que la futurología infravalora la capacidad del ser humano para parasitar a los demás, pero en cualquier caso, ¿Está China entonces parasitando al mundo? ¿Viviendo de prestado?

Bien, para contestar esto analicemos de dónde sale esa cifra del 280% del PIB. En un mundo ideal, nos informaríamos antes de propagar información tramposa pero, cuando prima la inmediatez en redes sociales que generan cámaras de eco estancas, nos dejamos llevar por nuestra racionalidad limitada y pensamos, este tipo es profesor de una universidad, debe saber de lo que habla.

Las promesas de los expertos

Recordemos, la democracia se basa en esa racionalidad limitada: “Como yo no sé si hacen falta más puentes, más hospitales o más inversión en biotecnología, como yo no me puedo estudiar si es mejor rescatar a Zimbabue o comprar deuda americana porque yo no tengo tiempo físicamente para saber de todo, pues confío en mi representante en las cortes que él sí está informado”.

Más allá de que nuestros congresistas parecen una asociación de indigentes intelectuales que no serían capaces de sostener una discusión seria sobre la mitad de las cosas que votan, suponiendo que sí, que están bien asesorados y nos representan mejor de lo que lo haríamos nosotros porque ellos sí dedican todo su día a analizar pros y contras de cada medida en lugar de hacer lo que les dice su líder y punto… Cuál es el problema de este razonamiento, que es cierto, no podemos saber de todo, el coste de informarnos es demasiado pero esto genera un riesgo moral porque acabamos votando al que nos promete más cosas. Y, decía Quevedo, nadie promete tanto como aquel que no va a cumplir.

Bueno, quería dejar esta nota de autocrítica, que cada cual la tome o la descarte. Vamos al tema.

Datos tramposos

El 280% de deuda del PIB es la deuda TOTAL de China. ¿Qué es la deuda total? Es la suma de la deuda pública y la deuda privada. No se suele explicar así, dividida en estos dos aspectos, habitualmente hablamos de deuda pública, deuda de las familias y deuda de las empresas.

A nivel económico es muy útil separar empresas y hogares, ya que son deudas muy diferentes entre ellas por más que ambas sean privadas. En cualquier caso, quedaos con la idea, deuda total es igual a deuda del sector público más sector empresarial más deuda de las familias.

Cuando decimos que España tiene el 100% de deuda sobre el PIB… (Hoy ya muy por encima de esas cifras) a qué nos referimos? A deuda pública. Únicamente de deuda pública. Cuando hablamos de que China tiene 280% de deuda sobre el PIB de qué hablamos? De deuda total. Es decir, repito, deuda pública más deuda privada. Estamos haciendo trampas. Y sí, damos datos correctos, bueno, se podría matizar ese 280% de deuda China pero, dando el dato como correcto, estamos haciendo trampas.

No estamos comparando peras con peras, estamos comparando peras con fruta. Y en la fruta China además de peras, incluimos manzanas y limones.

No digo que Michael Pettis sea un tramposo, en muchos países al referirse a la deuda sin especificar más, por defecto, hablan de deuda total. En España, al referirnos a la deuda sin especificar, hablamos de deuda pública.

Si queremos ahondar en la base del dato tramposo hay diferentes posibilidades:

  • Que Pettis mienta. Y no, no miente.
  • Que diga la verdad intentando engañarnos
  • Que diga la verdad y los que la interpreten intenten engañarnos
  • Que diga la verdad y los que la interpretan no la entiendan o la interpreten mal

Hay que decir que a Pettis le venía muy bien tener un dato aparentemente muy negativo para sostener su tesis pero vamos a pensar en esta última opción. Pettis simplemente da un dato y su eco en las redes lo magnifica malinterpretándolo.

En cualquier caso, no me interesan tanto las intenciones de unos y otros sino formarme una opinión correcta sobre el tema.

¿Es preocupante la deuda China?

Si habitualmente en España hablamos de deuda pública, dejando a un lado ese 280% que nos confunde, cuál es la deuda pública China? 52% del pib.

¿Cómo puede ser? Si es un país con una alta inversión en infraestructuras. Si son socialistas y en mi país los socialistas me dicen que endeudarse para promover gasto público es positivo (esto aplica, seas de donde seas). Bueno, si seguís este podcast desde hace tiempo, sabréis que a medida que rascas y te informas por tu cuenta, vas descubriendo que China no es el país que imaginabas ni impera el sistema económico que te habían hecho creer.

Recapitulemos: Deuda de España 110% del PIB. Probablemente 120 o 130% cuando acabe esta pandemia, China 52% del PIB. España decrecerá entre un 10 y un 15% este año, China parece que será el único país que crecerá en este 2020. ¿Guardamos ya el Champagne para un mejor momento?

Es decir, no sólo tiene una economía 10 veces más grande sino que podría duplicar su deuda y, ceteris paribus estaría bastante mejor de lo que está España.

El asunto de la deuda externa

Pero hay más. Otro dato que no solemos tener en cuenta cuando hablamos a la ligera sobre deuda es la deuda externa. Se que a veces hay que simplificar porque si puntualizamos todo, imposibilitamos las conversaciones pero honestamente, hay temas que a veces son tratados con zancada corta y requerirían un estudio más riguroso.

¿Qué es la deuda externa? La deuda contraída que se contrae fuera de tu país. Solemos poner el ejemplo de Japón. La deuda “pública» de Japón, es de un 230% del pib, fijaos, el doble que la española, pero mayoritariamente es deuda interna. Es decir, muy controlable.

¿Cuánta deuda China es deuda externa? Un 14,3% del PIB.

Para que os hagáis una idea, España está casi en un 100% de deuda externa sobre el PIB.

Obviamente, hay un tema ahí de deuda en manos de Europa, podría ser defendible, no es un episodio para hablar de España, sólo lo uso como comparativa.

Pensad que si somos dos personas en un país, yo le debo 1000$ al otro y el otro me debe 1000$ a mí, el total de deuda de nuestro país son 2000$ pero podríamos condonarnos mutuamente esa deuda y la deuda total del país pasaría a 0. Es decir, si quisiéramos seguir profundizando deberíamos investigar cuánta de esa deuda es deuda contable y cuanta deuda real.

Deuda buena, deuda mala

La deuda no tiene por qué ser mala, ya que nos puede servir para crecer. Es decir, si yo te presto a ti a nivel interno para que tu exportes a otro país, hemos generado deuda interna para hacer crecer la economía con respecto al exterior. Este argumento, cogedlo con pinzas porque suele manipularse muchísimo para endeudar al estado, en España no lo usaría, pero fijaos que los números de China son números de un gobierno responsable que no se endeuda enfermizamente sino endeudamiento entre privados para potenciar la economía del mayor exportador del planeta.

Veamos también que acostumbramos a pensar que la deuda es mala y la inversión buena pero si yo tengo una idea de negocio y tú tienes 1 millón de $, yo te puedo proponer que inviertas en mi proyecto, que seas mi socio capitalista o que me lo prestes. En realidad es lo mismo, es una cuestión de riesgos.

Si me lo prestas cobrarás un 5% «seguro”, si inviertes en el negocio te llevarás un 50%. El proyecto tiene las mismas posibilidades de ir bien o mal, pero contablemente, el país lo considerará deuda (malo) o inversión, bueno.

Volviendo al tema de deuda interna o externa, cuando hablamos de deuda pública pensemos que el estado es todopoderoso y tiene la capacidad de parasitar al resto de la economía sin límites con lo que en caso de necesidad puede expropiar activos como se hace en Venezuela o puede subir impuestos a la población como sucede en Argentina, España o en general, en todo el mundo.

Podríamos pensar que la deuda externa es más peligrosa porque obliga al estado a pagar sin posibilidad de parasitar al acreedor mientras que la deuda interna es un juego contable ya que si le debo 1000$ a alguien con unos ingresos de 2000$ a quien le cobro un 0% de ingreso sobre la renta, subiendo el impuesto a un 50% consigo licuar esa deuda sin que pueda hacer nada para evitarlo.

Es como si le debieras el equivalente a dos sacos de pienso a tu mascota… Puedes torturarla todo lo que quieras reteniéndole la mitad de su pienso cada día para ir devolviendo su deuda… ¿Qué alternativas tiene? Ninguna. Ese perro, irremediablemente, adelgazará.

No quiero derivarme a otros temas, unas pinceladas:

  • Más allá de mi discrepancia con el texto de Pettis, que me parece un ejemplo más de sinofrenia, cualquier artículo alarmando sobre deuda cuenta por defecto con mi simpatía.
  • Ya sabéis lo que pienso de la deuda. Es algo inmoral porque la pagarán generaciones que no la han votado y en muchos casos que ni siquiera han nacido. Bajo el pretexto de que nuestros abuelos pelearon en no-sé-qué-guerra para garantizarnos no-sé-qué-derechos, estamos arruinándole el futuro a nuestros nietos elevando la deuda mundial a niveles obscenos. Creo que nuestros abuelos no murieron para esto, no conozco a los vuestros, el mío probablemente me tiraría de las orejas cada vez que me levanto tarde. En cualquier caso pero como ya no están, que cada uno los use para argumentar según le convenga.
  • La deuda global total está en 258 billones de dólares. Billones europeos, es decir 258 y 12 ceros detrás. Bueno, es la época que nos ha tocado vivir. Hacer predicciones es caer en lo mismo que me quejaba del artículo así que lo dejo en: los historiadores algún día valorarán nuestra salud mental y sin duda tomarán como ejemplo la deuda contraída.
  • Otro día hablo sobre esto de medir deuda sobre PIB que me parece también erróneo y le da más argumentos a China.

Lo voy a dejar aquí, espero haber aclarado el tema, no es un 280%, como mínimo no según acostumbramos a hablar en España. Es un 50%, y además una deuda interna controlable.

Para que no me malinterpreten aclaro, no estoy diciendo que a China no le pueda ir mal, no digo que el sistema bancario chino tan concentrado sea saludable, no digo que mañana las cosas no puedan ser diferentes, digo, que comparativamente con nosotros, al menos con España (aquí es el ejemplo del que me he servido en la comparativa…) Los chinos no estarían altamente endeudados sino todavía con margen para hacerlo mas.

Decía en el episodio anterior que veía a muchos celebrando ver la casa del vecino ardiendo, os lo digo ahora, parad las celebraciones, no es un incendio, son velas. Pero como no entendemos China siempre analizamos mal las señales.

Os dejo con un proverbio chino:

«Jamás obsequies a Buda con flores regaladas»

2 comentarios en “La inasumible deuda china”

  1. Escribo en este ultimo post para saludarte, hace unos días encontré tu podcast y no veo el momento de meterme en el coche durante los trayectos al trabajo o ponerme a cocinar para oír lo mucho que tienes que decir, llevo como 10-12 episodios en pocos días.
    Me gusta lo que cuentas y como lo cuentas, tu apertura de mente no Eurocentrista y que te mojes en tus opiniones, tu estilo me recuerda al de Jaime Rodríguez de Santiago en su podcast KAIZEN (si no le conoces, te gustara).
    Tampoco quiero saturarte, iré pasando por aquí para dejarte comentarios y mas adelante te comentare una idea que tengo para «aunar/conocer/empatizar» con las personas de origen chino de la Costa del Sol, que es la zona donde vivo.

    PD: En algunos episodios veo que te acusan de Anti Europeo o Pro Chino, no es una cosa ni la otra, es la equidistancia de la gente que viaja e intentar conocer diferentes puntos de vista y hablar con todo el mundo, si te sirve de consuelo, a mi aquí me pasa lo mismo cuando defiendo GIBRALTAR.
    Ningún gobierno ha hecho nada por la gente del Campo de Gibraltar, una de las zonas mas pobres de España, ni industria, ni planes especiales de educación o reestructuración, se culpa de todo a La Roca pero cada día 8000 familias comen gracias a empleos pagados en libras. Exponer este tema en una tertulia por mi parte ya te puedes imaginar los comentarios que suscita.
    Un saludo y espero que disfrutes de los dos» fin de año», el nuestro y el chino en Febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.