Los éxitos del cine chino en 2020

¿Qué películas se ven en China? Desde un punto de vista occidental es probable que mucha gente piense que no hay vida más allá de las superproducciones de Hollywood, pero lo cierto es que China representa a un mercado que crea y consume gran cantidad de producto nacional, aunque por desgracia la mayoría de este material no nos llegue a occidente.

En este 2020 la industria cinematográfica se ha visto en una situación en la que nunca se había encontrado, con miles de salas cerradas o limitadas en aforo, siendo un problema que China también ha sufrido.
Aunque fueron los primeros en sufrir las consecuencias de la crisis del Covid, parece que también son los primeros en salir de ella (en todos los ámbitos, además del cinematográfico).

Los números hablan por si solos, y es que en Octubre China superó a Estados Unidos como la principal taquilla del mundo.

Y sí, en China se consume igualmente cine occidental. De hecho, su taquilla depende en gran parte de este tipo de producciones, pero poco a poco sus producciones nacionales van consiguiendo mayor peso en su balanza cinematográfica.

Hoy os compartimos los mayores éxitos de taquilla de producciones chinas a lo largo de este 2020. No significa que sean las de mayor calidad (lo mismo ocurre en occidente, donde no porque una película recaude más se traduce en una mejor obra), pero igualmente conviene tenerlas en cuenta para conocer un poco más sobre los gustos de los chinos por el séptimo arte.

Los ochocientos

Estamos ante la película más taquillera del mundo este año (unos 461 millones de dólares), aunque esta noticia no haya trascendido a los medios generalistas de occidente.

Estrenada finalmente en agosto tras más de un año de retraso, supuso el conejillo de indias para la industria del cine en época de Covid-19, y la jugada no podía haber salido mejor.

Ambientada durante la Segunda Guerra Sino-Japonesa, la historia trata sobre la legendaria defensa de un almacén durante la Batalla de Shanghai. Entre el 26 de octubre y el 1 de noviembre de 1937, el comandante Xiè Jìnyuán 谢晋 元 y un batallón de 452 soldados lanzaron una valiente apuesta para proteger el almacén Sihang del ejército japonés invasor. La defensa estaba destinada a ganar tiempo para la retirada de las fuerzas chinas, así como a impulsar la moral nacional e impresionar a las potencias occidentales. La película de Guan es una descripción épica de esta trágica misión suicida.

Filmada con cámaras IMAX, una novedad en una película china, y realizada con un presupuesto de 80 millones de dólares, Los ochocientos representa todo un ejemplo dentro del género bélico chino.

Mi pueblo, mi patria

Esta película es una secuela de otro éxito chino del año anterior (My people, my homeland), dónde cinco historias nos ofrecen una preciosa visión de distintas ciudades y pueblos chinos.

Una obra para disfrutar, sobre todo a nivel visual, de los muchos paraísos que se esconden en China, aún por descubrir.

Leyenda de la deificación

China también cuenta con sus propios universos cinematográficos rescatados de novelas de éxito, siguiendo en este caso la famosa Investidura de los dioses.

En este caso se trata de la segunda entrega de la franquicia, y nos encontramos ante una película de animación de una gran calidad artística.

La segunda entrega de la franquicia, Leyenda de la deificación, fue probablemente la película china más publicitada de 2020. En lugar de traer de vuelta al niño demonio cazador de demonios de la primera película, Leyenda de la deificación sigue una versión mitológica de Jiang Ziya 姜子牙. Después de perdonar al demonio zorro Su Daji, debido a que el espíritu de una niña está atado a su cuerpo, los dioses expulsan a Jiang al reino humano. Mientras viaja por la tierra, Jiang se une a Xiao Jiu, una chica misteriosa que busca ir a una montaña especial. En su viaje, el héroe cuenta con su pasado, lo que lleva a una fatídica batalla con Su Daji.

El sacrificio

Al igual que ocurre en Estados Unidos, donde cada año salen a la luz nuevas películas sobre la segunda guerra mundial de las que poder rescatar historias heroicas, China también siente predilección por la Guerra de Corea, la Guerra Sino-Japonesa o muchos otros conflictos históricos.

En este caso la película se encuadra en plena Guerra de Corea, y nos muestra un grupo de soldados durante la batalla de Kumsong, cuando el ejército chino lanzó una exitosa ofensiva contra las fuerzas estadounidenses y surcoreanas. Mientras son bombardeados por aviones estadounidenses, los héroes aquí tienen la tarea de proteger y reconstruir un puente vital. Aunque no son participantes directos en la lucha, se sacrifican valientemente para que sus camaradas puedan cruzar al frente.

Leap

Esta película es la opción china para optar a la representación en la próxima gala de los Óscar, y quizá también sea la película que más podrá disfrutar el público occidental de las citadas en este listado.

Leap es una película biográfica sobre Láng Píng 郎平, una famosa jugadora y entrenadora de voleibol femenino. Allá por los años 80, Lang fue una de los mejores atletas de China, y se llevó a casa una medalla de oro junto con el resto del equipo nacional de voleibol chino en los Juegos Olímpicos de Verano de 1984. A lo largo de los años, ha entrenado no solo al equipo nacional chino, sino también al equipo de Estados Unidos. Lang es una figura fascinante, y en la película se rememora su carrera desde sus primeros días hasta su triunfo en los Juegos Olímpicos de Río 2016, cuando el equipo chino ganó otra medalla de oro bajo su dirección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.