¿Por qué Hainan sí y Canarias no?

Los youtubers se van.

Cuando se decía que los impuestos altos no sólo alejan la inversión extranjera sino que expulsan la propia, quien nunca había jugado al póker con dinero respondía que eso no iba a pasar.

La única solución en ese camino de servidumbre que transitamos que se le ocurre a nuestros políticos es más regulación; sancionarlos, colocarles un muro o sí nada de esto funciona, lapidarlos públicamente intentando al menos destrozar su economía: el siguiente se lo pensará mejor.

Es el “la maté porque era mía” tan habitual cuando alguien intenta abandonarnos en nuestros días. Incidir en el infierno fiscal en lugar de intentar salirnos del manual básico del S.XIX y aportar algo diferente a una realidad que es muy nueva…

Félix Nogueiras, un patrono de Lejano Este, me decía en una de nuestras charlas que había empresarios formidables a los que el siglo XXI se les está haciendo ya un poquito largo. Pues lo mismo, aplicadlo a los políticos que ya vivían de esto en el S.XX y sólo conocen las medidas que aplicaríamos en años ’80.

Negacionistas del cambio

A unos les molestan los youtubers, pero también Uber, Airbnb, Deliveroo, Amazon… «Todo lo que no entiendo me molesta”. Te lo dice alguien que por norma general, no entienden de nada. Nunca trabajaron y el último salto tecnológico que comprendieron fue el interfono.

Y los otros no son mejores, ¿Eh? Les incomoda la inmigración, la diversidad, la libertad de expresión, la eutanasia, que se investigue a la realeza… ¡Qué calamidad! La democracia era esto. Elegir entre uno de estos dos bloques y lo que es peor, estar rodeado de amigos y familiares que se pasan el día vendiéndote las virtudes de los suyos.

El trabajo remoto, la solución que encontró el ser humano al confinamiento al que le condenó la ineptitud gubernamental… ¡Hay que regularlo! En Argentina han hecho un desastre de ley para poder seguir llevándose su parte. «Qué hay de lo mío», siempre pregunta ese socio de tu empresa que no aporta en tiempos de crisis, desaparece si todo va mal pero se lleva una buena tajada si conseguiste superar todas las adversidades.

Éstos, que no saben que algunos llevamos décadas trabajando en remoto, se enteran de que las cosas existen cuando calculan cuánto podrían sacar si agregaran un impuesto más.

Pero algunos van y se marchan. ¡Serán anti-patriotas! ¿Dónde estudian economía las personas que aún no se han dado cuenta que el dinero se mueve por incentivos? Que las empresas no tienen bandera ni partido político ni ideología. ¿Aún no saben esto? ¿O lo saben y ya contaban con que alguno se iría y lo podrían usar para movilizar a sus bases en esa lapidación que comentaba? La verdad es que no les otorgo tanta malicia. Principio de Hanlon: “Nunca atribuyas a la maldad lo que pueda ser explicado por la estupidez”.

Cuando atraemos inversión extranjera, porque colocamos unas condiciones preferentes o porque de serie tenemos unas condiciones preferentes (300 días de sol al año) ¿Estamos pensando que ese empresario que viene cuando a nosotros nos interesa, está traicionando a su país? ¿Está faltando a su patriotismo? ¿Es un ser despreciable?

No sé, más allá de su dinero, quizá no queremos ese tipo de personas en España. ¿Se entiende el concepto? Un mundo interconectado, al menos en el mundo en el que yo quiero vivir, cuentan más los intercambios voluntarios que las rayitas imaginarias en los mapas. Por eso yo me he podido ir y vivir la vida que yo quería vivir. Y me parece tan respetable el que decide quedarse porque adora su ciudad o su municipio, como el Alemán que vino a retirarse a Alicante.

No me parece un traidor a su patria, que viva con su paguita alemana gastando y contribuyendo con sus impuestos en España y se vuelva a su país cuando le interese. Podemos buscar ejemplos más extremos si este no es equivalente porque «los youtubers son lo peor».

Florentino hizo en su día una ley a medida para que sus galácticos pudieran pagar menos impuestos y les interesara venir a España. La «Ley Beckham» la llamaban, por si alguien tiene alguna duda. Aquellos no eran traidores a su patria, venían a España porque «como aquí no se vive en ningún lado”. Antes de aquella ley, sin embargo, parecía que había más “lados”. En fin… Dejo el fútbol que con la política ya me basto para herir sensibilidades y no me quiero quedar solo.

La idea es que valoremos que hay personas que se van por razones que nos podrían parecer injustas y hay otras que llegan, nos aportan y a esas no las juzgamos poniendo en duda sus valores, su patriotismo o el amor a su bandera. Como siempre “egoísta es todo aquel que piensa más en sí mismo que en mí”. Y cuando me refiero a los que llegan, por supuesto me refiero a inversores, jubilados ricos y toda esa gente que me interesa porque extraen fondos de su país para depositarlos en el mío. Los inmigrantes de la patera, que se pudran. Estamos hablando de recursos económicos y cómo puedo beneficiarme al máximo. La humanidad está algunos pisos más atrás en mi pirámide de necesidades “éticas”.

Quizá cuando pongamos el muro para que los youtubers no puedan irse a Andorra, lo hacemos bidireccional, para ser coherentes y no dejar que entre nadie tampoco. En eso Pol Pot como mínimo tenía algo de criterio, lleno de minas anti-persona todos los pasos fronterizos de Camboya para que nadie escapara y de paso para que nadie entrara, que la influencia extranjera era mala.

Del comunismo al capitalismo

Bueno, ¿Qué tiene que ver el título de este episodio, “¿Por qué Hainan sí y Canarias no?” con los youtubers que se van a Andorra? Ahora intento ligarlo todo.

Cuando China abandonó el comunismo, no lo hizo de un día para otro. Hubiera sido un caos y, honestamente, sabían que el capitalismo funcionaba. Deng Xiaoping se había estudiado muy bien las diferencias entre la Europa Occidental y Oriental, pero aún así tenían sus dudas.

¿Y si no somos nosotros, la casta política, el problema y esto con capitalismo tampoco funciona? Hicieron algo muy inteligente; crearon reductos, lo que se ha venido a llamar en la literatura occidental, islotes de libertad, donde “hablando en plata» volvíamos a la revolución industrial.

Volvíamos desde nuestro prisma, claro, desde un occidente acomodado que había pasado por esto 200 años antes; ellos lo vivían por primera vez. Y como decían en la Europa de Este después de la caída del muro: “Lo que les contaron del comunismo era mentira… Pero lo que les habían explicado del capitalismo, era verdad”. Ahí no había derechos laborales, ni regulaciones, ni restricciones…

Y bueno, los resultados fueron tan incontestables que se amplió progresivamente a todo el país. La explotación más salvaje que podríamos imaginar, sacaba de la pobreza todos los días a millones de personas. Claro, había que saber cómo estaban para entender por qué ese escenario tan terrible era infinitamente mejor al anterior.

Hay personas que todavía deben pensar que la masajista que hoy se deja el físico varias horas seguidas cobra un cheque del Estado… No no, esto es «la explotación del hombre por el hombre, parafraseando a Marx, en su máxima expresión. La diferencia es que esa masajista con este sistema tan perverso, puede pagarle estudios a sus hijos e irse a Tailandia de vacaciones y hace 40 años se prostituía por un bol de arroz.

Un día os contaré la historia de una persona muy cercana a mí. Era el contable en una plantación de te cuando todo era del Estado. Y no sabéis lo que podían llegar a hacer las empleadas de la plantación por mejorar mínimamente su posición. Y lo peor no es sólo lo que hacían ellas, sino lo que podían llegar a hacer ellos, los hombres, por ganarse su favor.

Historias para no dormir que quedarán enterradas cuando esa generación desaparezca porque no suelen explicarlas, no las escucharás jamás en una conversación sobre lo mal que estaba todo económicamente, miran para delante siempre, sólo te enteras en discusiones familiares cuando se empiezan a sacar trapos sucios. En fin, por suerte un día todo cambió y hubo una generación de políticos que consiguió dar un volantazo cuando parecía imposible hacerlo.

El Estado y su peso en la economía

Centrémonos en la idea de los islotes de libertad. China ha ido repitiendo ese formato en diferentes momentos. Es cierto que aunque siempre digo que China no es un país comunista que se va abriendo sino un país capitalista que se va cerrando, es decir, ha pasado su revolución industrial y en ese paralelismo histórico está de camino, muy lejos todavía a la Europa de finales del S.XX, rumbo a lo que tenemos aproximadamente en los estados socialistas europeos.

Pero desde un punto de vista económico, quien no se quiera quedar en un análisis de zancada corta y le interese profundizar más… Hay cierto desequilibrio en la economía china, al menos desde la forma en la que la medimos en occidente (que me parece errónea, pero es la que tenemos).

El peso del estado sobre el PIB en China es mucho más bajo que en las economías europeas, extraordinariamente más bajo que las que imaginamos como más socialistas, muy inferior a España y casi la mitad que Francia, siempre lo destaco en esa discusión de etiquetados caducos…

Para que os hagáis una idea en términos per cápita en España el estado gasta 11.000 euros por habitante, en China 3000 (cuatro veces menos)

https://datosmacro.expansion.com/estado/gasto/espana

https://datosmacro.expansion.com/estado/gasto/china

Pero es que hace 20 años el peso del Estado chino era inexistente. El gasto era de 122 euros por habitante, es decir 47 veces menos que la España en aquella época, la España de Aznar (tampoco os penséis que era el paraíso del socialismo).

Esto es importante destacarlo, porque hay como un borrado de memoria general de cómo China ha llegado hasta aquí, y te pasan de Mao a la China actual sin estudiar mínimamente los 40 años de reformas económicas. Un gobierno, con todo lo que queráis como crítica, que fue lo suficientemente inteligente como para dar un paso al lado y dejar que la economía de mercado fluyera.

Aún así, si volvemos al “hoy», bajo mi criterio, más de un 30% de peso sobre PIB de un Estado que ofrece unos servicios sociales mínimos… Es muy peligroso. Siempre digo que China y EEUU se parecen más de lo que les gustaría a unos y otros y es cierto que China ha destinado históricamente, desde que se liberalizó la economía, ingentes cantidades de dinero a defensa, su carrera aeroespacial, subvenciones al sector privado, en fin, nada que ver con lo que nos cuentan en la tele.

Cambios con vistas al futuro

Lo cierto es que cada avance social se lo ha pensado muy mucho, por eso está tan lejos de los países socialistas europeos, porque no quieren verse en Estados impagables como los que tenemos en Europa; tienen claro que las cuentas públicas se deben que cuadrar y uno no puede vivir endeudándose perpetuamente.

De hecho, históricamente han preferido ajustarse el cinturón y prestar dinero a otros países que pedir prestado. Tenéis un episodio donde hablé de la deuda China.

Básicamente, lo que quiero decir es que cuando en China piensan en el sistema jubilatorio europeo o en programas sociales como los que disfrutamos en Europa, pisan el freno y van muy poquito a poco porque no quieren ni necesitan hipotecar su futuro para comprar cuatro votos en las próximas elecciones. ¡Estás defendiendo a la dictadura China! Sé que los que me escucháis, estáis por encima de soflamas básicas, os estoy explicando la realidad de donde vivo.

Fijaos que para mantener un estado de más del 30% del PIB, ya hacen falta impuestos, es decir, si 3 de cada 10 euros me los gasto en mis cositas, los otros 7 deben ser muy productivos. Si nos damos una vuelta por Europa, Francia es al revés, 6 de cada 10 euros los distribuye el burócrata de turno y hay 4 que tienen que generar sus 4 y los otros 6. Y la escalada de violencia y decadencia francesa no parece tender a ajustarse el cinturón y todo eso, sino a quitarle algo más a esos 4 y ampliar el reparto discrecional de los 6.

Paternalismo estatal

En realidad la tendencia mundial es cierto que parece ir a más sector público. Honestamente, me gustaría ver políticos en sus mítines orgullosos de bajar el monto total destinado a la prestación por desempleo, o orgullosos de reducir el número de comedores en los barrios más desfavorecidos; el éxito debería ser que cada vez hicieran falta menos de estos subsidios.

Pero nos hemos acostumbrado a lo contrario: el éxito de un político es cada vez destinar más dinero a subsidiar la pobreza y te lo cuentan como si lo pagara él. O alternativamente “los ricos”. Más de la mitad de los votantes dejaron de apostar por sacar al pobre de la pobreza y se conforman con hacer la vida del pobre “llevable».

Ya renunciamos a que el enfermo salga del hospital, le prometemos que le asignaremos la mejor máquina de respiración posible para que pase el resto de su vida enganchado a ella sabiendo que su político preferido consiguió que la pagara un rico.

Como digo, China va en la misma línea, pero mirando con lupa cada yuan gastado. También les gusta salir en prensa a decir que se ha neutralizado el último reducto de pobreza extrema; obviamente, son políticos, pero ellos no tienen que hacerlo para ganarse la aprobación popular o triunfar en las próximas elecciones. Lo hacen o bien por principios, si quieres verlo así, o bien porque han caído en esa batalla propagandística a la que te empuja occidente día sí día también llenando la prensa de noticias anti-China.

Bien, recapitulando, si me habéis seguido en este viaje, os estoy narrando como China salió de la miseria reduciendo su estado social a niveles anoréxicos, liberalizando aquellos islotes que crecían a tasas inéditas en la historia de la humanidad y poco a poco lo fue extendiendo a todo el país, lo que supuso un boom económico que le permitió a su Estado crecer y fortalecerse.

Empezando eso sí por gasto militar, porque también en defensa de China hay que decir que tienen muy presente desde hace 200 años todas las humillaciones que han sufrido por parte de las potencias extranjeras y en cuando vieron la luz al final del túnel y se veían a largo plazo como el nuevo hegemón mundial, o invertían en defensa y se convertían en una potencia militar o alguno de esos premios Nóbel de la paz, que disciplinan el mundo desde su tocador, repleto de botones rojo pasión, podría tener la tentación de aplastar a los chinos, por el bien de la humanidad o en pos de la democracia o cualquier cosa de éstas.

Incentivos para crecer

Os decía que China ha repetido este formato en diferentes momentos. Se han dado cuenta que una vez alcanzado cierto plateau, si queremos crecer, lo único que hay que hacer es crear condiciones favorables. ¿Qué significa eso? Privilegios, que ya sabéis, viene del latín privus legalis, una ley privada.

Como los chinos sí tienen muy claro que la economía es un juego de incentivos, así salieron de la miseria, cada vez que quieren potenciar algo, mueven ligeramente la aguja y en un gigante como es China, sólo que el “cero coma” mueva sus recursos hacia ese islote, lo hacemos funcionar.

En los últimos años lo hemos visto con una irrupción exagerada de zonas francas por todo el país… O también con los hubs de innovación. He participado en algunos de ellos atrayendo talento extranjero y, en el momento de que creas estos islotes sin impuestos y con subvenciones públicas en medio de ciudades emergentes… Ya os lo podéis imaginar, explosiones de innovación por toda la geografía y start-ups deseando desembarcar y desarrollar su talento.

De nuevo, y volviendo al tema con el que abría, con los youtubers, el árbol no nos deja ver el bosque. Nos preocupa un tipo que se marcha y al que no podremos chuparle la sangre y no le dedicamos ni un segundo de nuestro tiempo a todos aquellos científicos, emprendedores, todas aquellas start-ups que se largan para poder desarrollar su actividad en un entorno decente.

Porque así os lo digo y siento si hiero alguna sensibilidad, el entorno en el que obligamos a desarrollarse a las start-ups en España es indecente. Y alguno me dirá: “yo he desarrollado mi empresa aquí y no he tenido que irme”.

Enhorabuena, eres mi ídolo. Cuando yo me fui, cuando no era tan fácil aterrizar en China, antes de la crisis, cuando España «jugaba la Champions” y la gente me decía que no se iría a un lugar como China ni aunque le pagaran todo el oro del mundo… Yo solía responder: “valientes no somos los que nos hemos ido, valientes sois los que os quedáis”.

Luego empezó la crisis y China se llenó de extranjeros pero la lección no la aprendimos. Que Europa es un zombie, un muerto que aún se mueve de forma torpe, como pollo sin cabeza, porque no sabe que está muerto es muy fácil decirlo ahora, antes de la crisis tomarse el tiempo de analizar mínimamente dónde se estaba potenciando el progreso y dónde se había caído en la condescendencia, era poco menos que blasfemar.

Y en este discurso estamos cuatro, hay quien te llama de todo si dudas de la todopoderosa Europa porque la deben ver algo así como un lugar emergente lleno de pasión y oportunidades. Como decía Keynes “no hay nada peor que un mal soportable”. En cuanto en China descubrieron que el mal era ya insoportable cambiaron.

Europa, camino a la perdición

Pero si algo sobra en Europa son analgésicos. A nivel país todavía podemos endeudarnos muchísimo más, hay aún donde expropiar, nacionalizar empresas, vender patrimonio, después tenemos a Europa, el banco central Europeo ya nos ha rescatado 2 veces y quizá lo hará alguna más si insultamos mucho a los europeos del norte y después tenemos a China y a EEUU, que en un escenario apocalíptico tardarían en dejar caer a Europa, por su propio interés, porque somos uno de sus mercados prioritarios y en el peor de los casos porque les servimos al que vaya segundo, sea quien sea, como ayuda para nivelar el peso del que domine el tablero en cada momento.

Como veis, un plan sin fisuras. Una hoja de ruta la Europa envidiable ¿Qué podría salir mal? En el episodio 90, uno de mis favoritos entre los que he lanzado, os hablé de cómo hacer un plan a 10, 20 o 30 años vista, si no tuviéramos políticos bisiésticos, un plan B por si en algún momento, algo va mal… Que parece la opción más probable pero, ¡Aunque fuera remota!… Quizá fui demasiado pretencioso pensando que un político europeo pueda pensar más allá de lo dura su contrato, el problema de Europa no es que no tenga un plan B, el problema es que no tiene plan A. 

Juega con las cartas que tienes

Y volviendo a China, os decía, tiene muy claro que con los impuestos actuales, el Estado actual, ya no genera esa atracción de inversiones tan brutal como antaño, cada vez que tiene una necesidad, inventan un privus legalis y rompen la baraja. Algo sensacional de los chinos, es que nunca, nunca, nunca se han quejado de que Hong Kong, Macao o Singapur jueguen con ventaja, sean un paraíso fiscal o nada de eso. Cómo mínimo esta generación de políticos y de ciudadanos no lo hace, ya veremos la siguiente. De momento, tienen muy claro que cada uno juega con sus cartas y cada uno es responsable de su forma de jugar.

Decía en un tweet hace unos días que en Irlanda se quejan de que Hong Kong es un paraíso fiscal y habría que erradicarlo. En Madrid los ves diciendo lo mismo de Irlanda… En otras comunidades de España te dicen eso mismo de Madrid y, al final, de cada 4 ciudadanos de a pie quejándose de Madrid, 3 piden facturas sin IVA y el otro, aprovecha cuando va a Andorra o a Gibraltar para comprar todo lo que puede, compra en Aliexpress ahorrándose impuestos o en los duty free del aeropuerto, porque le encanta saltarse sus “duties”. Y actúan así porque eludir es lo mismo que evadir cuando lo hace el otro, pero lo que hacen ellos es «otra cosa”.

Bien, quedémonos con que los chinos no se dedican a juzgar permanentemente la moralidad de los demás. Si mis cremas son más baratas en Hong Kong, me voy a Hong Kong, si mi bolso Prada es más barato en Madrid, me voy a Madrid… Y en España ahora hacemos cuentas de todo lo que no le venderemos a los chinos que no vendrán durante su año nuevo por culpa de la pandemia. El discurso coherente, sería llamar a estos chinos anti-patriotas por venir a España comprar bolsos y relojes y no hacerlo en su país y contribuir a su limitado Estado de bienestar.

Pensad también que cuando hablamos de consumo de proximidad para favorecer a la industria local, en China también podrían limitarse al turismo interno, pero si todos los países cayéramos en una endogamia consumista y los BMW’s que se producen en Alemania sólo se vendieran en Alemania, y los turistas que recibe España sólo fueran españoles, Europa no dura ni tres cuartos de hora. Todos estos mensajes repletos de intereses, por saludables que parezcan nos devuelven a la edad media. Es otro debate, pero lo dejo aquí.

____________

Durante todo este episodio os voy explicando con diferentes conceptos, cómo China ha ido entendiendo la economía en estos últimos cuarenta años. Y de qué manera ha ido creando estos islotes de libertad y en el proceso de ir restringiendo esa libertad, lo que hace cuando tiene un apuro es volver a abrir el grifo y generar un nuevo islote donde se permite competir con paraísos fiscales y con lo que se ponga por delante. Con mil defectos, que todos los tenemos, me encanta cuando el pragmatismo se impone a la ideología.

Dicen que China no ha inventado ningún sistema económico pero los ha probado todos y ¿Qué significa que el pragmatismo se impone a la ideología? Que en realidad la ideología de China es el pragmatismo. Y a alguno le parecerá peligroso, pero viendo donde nos ha llevado la ideología en el S.XX a los chinos y también a los europeos, de momento, los resultados de la China actual, son extraordinarios.

La isla de Hainan

¿Cuál ha sido el último gran islote creado por los chinos con privus legalis para competir con el mundo? Pues, precisamente, una isla. La isla de Hainan. Si la buscáis en el mapa es inconfundible porque alrededor de China sólo se dibujan dos grandes islas, si localizáis Shanghai en el mapa y bajáis la vista bordeando la costa encontráis Taiwán, y si seguís bajando, antes de llegar a Vietnam daréis con Hainan.

Hainan es un pequeño paraíso para los chinos, le llamaban el Hawai de Asia, creo que un episodio sólo de Hainan sería aburrido, aunque también tiene su atractivo, momentos en los que ha sido lugar de destierro de gentes caídas en desgracia (típico de las islas).

Pero por haceros un resumen en pocas frases, es una isla, de hecho son varias, pero quedémonos en la isla madre, que vive del turismo con dos grandes núcleos. En el suroeste está Sanya, que es lugar más turístico de China a nivel playa, repleto de lujo y un lugar de precios bastante prohibitivos, hasta el punto resulta más barato para un chino pasar sus vacaciones en Tailandia, que en Sanya.

El segundo punto de interés en la isla es su casi desconocida capital: Haikou. Una de mis ciudades favoritas de China, que pocos extranjeros visitan y todavía menos chinos… Fue uno de los primeros lugares en los que aterricé buscando cáscaras de coco en mi primer viaje a China. Me gustó tanto Haikou, por su sencillez, su calma y su ritmo de vida, que durante años mientras todos mis amigos pasaban sus vacaciones en Sanya, yo prefería irme a Haikou.

Un día descubrí que era la capital con menos densidad de población de China y entendí de dónde sacaba esa percepción mía. Como os explico siempre, me gusta, más allá de las estadísticas, validar la realidad con vivencias en primera persona, empirismo puro para que no me maquillen la información. Y de la capital de Hainan hace 15 años había muy poca.

Las apariencias engañan

Curiosamente, con imagino un sesgo que tengo sobrevalorando el turismo, llegas a un lugar como Sanya y ves las mejores cadenas hoteleras del mundo y a la mayoría de billonarios chinos que o bien no tienen pasaporte, o bien no hablan inglés o ambas cosas, pasando sus festivos allí y dices, Hainan debe ser de las provincias más ricas de China. Y no… Si nos fiamos de las cifras, que esa es otra, es en realidad una de las provincias más pobres. Como siempre repito coged con pinzas los datos de PIB, PIB per capita, etc. Quedaos con que no sería de las provincias que lideran la economía china. Y en ese sentido me recuerda mucho a las Islas Canarias.

Cuando yo era pequeño siempre pensé que Canarias formaba parte de las comunidades más ricas. Hasta que no vi un mapa de PIB por región por primera vez no descubrí que en realidad no era así. Me informé sobre las dificultades que tenía, las leyes especiales que también imperaban/imperan allí,  pero desde la distancia te lo miras y dices… ¿Qué puede ir mal?, ¡Lo tienen todo! Un lugar paradisíaco en el continente africano con jurisdicción europea, ¡No se puede tener una ventaja comparativa más definitiva!

El caso es que el gobierno chino se ha propuesto poner a Hainan en primera línea mundial. Veremos si lo consigue, en estos últimos años esos islotes no se han hecho tanto desde la idea de crear un marco favorable, quitarnos de en medio y dejar que mano invisible haga su magia sino dirigiendo qué sector y cómo quiero que crezcan las cosas.

Bajo mi criterio es menos efectivo pero hoy en día ya, el presupuesto chino es tan potente que es difícil que no arrastre resultados destacables. Si seguís las noticias chinas es imposible no encontrar casi a diario un nuevo proyecto que se abre en la isla, una nueva ley a medida o un nuevo conseguido. Miles de millones de US$ todos los días que desembarcan en la isla para la puesta a punto. Los titulares te hablan de turismo y tecnología pero hay mucho más. Proyectos energéticos, puertos francos, una gran región libre de impuestos, es sobre el papel, luego veremos cómo sale, mirar a los ojos a los paraísos fiscales y entrar a competir mano a mano.

Recuerdo cuando se empezó a comentar que podría ser el primer lugar sin restricciones a nivel redes sociales… Fue una revolución entre los expatriados en China. El gobierno, ve lo que sucede en Bali, Chiang Mai y otros nucleos de digital nomads en Asia y se propone competir.

La regulación a nivel visados y sobre todo, la estabilidad y que no te cambien las reglas de juego cada dos por tres, será clave.

Digo será, porque habrá que ver como amanece el planeta en la era post-covid. De nuevo, hay cosas que no se pueden forzar, Phnom Penh, Saigón, Kuala Lumpur, Bangkok o como os decía las más renombradas Bali y Chiang Mai no fueron destino de esta avalancha de nómadas y deslocalización de start-ups resultado de una planificación estatal sino un proceso espontáneo que como en otras facetas del mercado, los agentes van explorando, experimentando, validando y descartando y al final los más competitivos ganan y los menos, aprenden.

Veremos los resultados de Hainan a largo plazo, en mi experiencia trabajando con el gobierno chino el defecto que más me he encontrado es que a veces se intenta legislar soñando con el inversor extranjero pero pensando en el inversor local. ¿Qué significa esto? Que cometen el mismo error que nosotros cuando hablamos de China.

Ellos quieren que venga el inversor extranjero pero hacen la ley a medida del inversor local, porque es lo único que conocen o los datos que tienen de referencia. Y en ese gap, está la clave. Hainan sólo necesita 2-3 medidas muy simples, sin coste económico, para volverse una potencia mundial. De momento se ha empezado con inversiones faraónicas y un desembarco a lo grande, como todo lo que hacen los chinos… Que como sucedió en las capitales continentales, hará saltar a esta isla uno o dos siglos en menos de una década. Veremos como evoluciona todo.

Potencial para triunfar

Respondiendo a la pregunta ¿Por qué Hainan sí y las islas Canarias no? Pues porque en China hay un grupo de políticos capaces, que tienen muy claro que la economía no funciona por ideología sino por incentivos, y saben colocar esos incentivos, y en España preferimos vivir de los rescates Europeos, que es deuda recordemos, es deuda que pagarán nuestros nietos, y entonces tenemos que hacer caso a Europa, y la coartada es que Europa no nos deja.

No no, no es cierto; Europa sí nos deja, Europa deja a Chipre, deja a Irlanda, en la propia España nos estamos todos los días quejando del País Vasco o de Madrid por crear paraísos fiscales dentro de España. Portugal misma, con un gobierno socialista ha sido capaz de tragarse la ideología y fomentar la atracción de capitales… Para que entendamos que a veces las etiquetas no dicen mucho.

Yo apuesto por Canarias, lo tiene todo para triunfar; podría ser la región más competitiva de Europa con 4 ajustes fiscales en una tarde de gintonics en el congreso de los diputados. Por desgracia lo tiene todo. Incluido un montón de políticos incompetentes, tanto a nivel local como estatal.

Obviamente, casi todo lo que cuento sería aplicable a Ceuta, a Melilla, a Extremadura, pero creo que en la zona continental es más difícil llevarlo a cabo, aunque Madrid es la prueba de que con muy poquito, y haciendo trampas claro, porque el efecto capitalidad te permite jugar dopado, pero en cualquier caso, con muy poquito se puede mover la aguja y volcar inversiones.

Un paraíso que lo tiene (casi) todo

El enclave de Canarias y sus peculiaridades la hacen ideal, pero por supuesto, esto sería aplicable de la misma manera a Soria, Linares o La línea de la Concepción y con voluntad política dejar de promover esa miseria transfronteriza que incomprensiblemente se ha fomentado desde hace siglos por los adoradores de las rayitas en los mapas.

Yo sé que nadie va a escuchar esta propuesta, yo soy un cuatro de copas que no pinta nada, pero si fuera inviable en el ámbito regional, por el café para todos y todas esas cosas que hipotecan el desarrollo de España, se podría hacer a nivel provincial, a nivel local, crear esos clusters, como ha hecho China, de innovación.

Canarias es un polo de atracción de digital nomads como lo es Barcelona a pesar de sus impuestos y su hiper-regulación. Yo en los foros en los que me muevo, no sabéis la cantidad de personas que hay en el mundo, buscando puertos de llegada donde descargar todo lo que llevan encima: capital económico, que si queréis que os diga la verdad es el menos importante. Recursos, conocimiento, capital humano… ¡Ahí está la clave!

Y piden muy poco, pide buen clima, precios económicos, conectividad, que no los muelan a palos a nivel fiscal… Y antes que Canarias salen siempre los nombres de Chipre… Incluso, prefieren renunciar al clima y hablan de Estonia, Hungría, Irlanda… Georgia, un lugar sensacional para los que renuncian a Europa.

Si acaban en Barcelona que es una de las peores ciudades del mundo a nivel fiscal, imaginad lo que podríamos hacer si cogemos una región donde no encontremos oposición en otros sectores de la economía local, esto en Barcelona es imposible, va en contra del ADN municipal, regional y nacional, pero Canarias con un poquito de voluntad política sería tremendamente sencillo hacerlo, aunque sea porque los consideramos prácticamente un territorio de ultramar, no todo el mundo lo sé, pero a veces da auténtica vergüenza, nos olvidamos de ellos en muchísimos comentarios, resúmenes, datos, mapas, aunque fuera por una vez, utilizar esa singularidad para darles una ventaja única, que no competiría con el resto de comunidades, sobre todo competiría con el mundo.

Su excepcionalidad geográfica debería ser algo que permitiera negociar en Europa vendiendo nuestros votos, por una vez en la vida para conseguir algo, creo que esto podría ir más allá de la ideología de los partidos y aunarse para convertir esas islas o al menos una parte de ellas en una potencia económica a nivel europeo, como se hizo con Irlanda por ejemplo, que pasó de ser uno de los países más pobres de Europa a uno de los más ricos del mundo.

Os dejo con una frase creo que la saqué de las Analectas de Confucio.

«El buen líder sabe lo que es verdad; el mal líder sabe lo que se vende mejor».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.