Relaciones entre los países comunistas durante la guerra fría (II): El triángulo China-Vietnam-Camboya

 

En el anterior programa de esta serie os mencionaba que el conocimiento que tenemos sobre los antiguos países comunistas era, por ser suaves, bastante incompleto. Y si nos centramos en China, nuestro conocimiento, todavía hoy, está a niveles a mi juicio inaceptables. Principalmente porque tiene más incidencia para nosotros en nuestra vida diaria lo que sucede en China que lo que sucede en Francia, por poner un ejemplo de un país cercano del que estamos relativamente más informados.

Estuve comentando cómo eran las relaciones entre China y la antigua URSS durante toda la guerra fría y cómo son hoy. Os dejaré un link por aquí para que podáis acceder a ese episodio si todavía no lo habéis visto o escuchado.

Bien, en esta ocasión me gustaría centrarme en la relación de China con otros dos países, Vietnam y Camboya, que también los hemos pintado en rojo en el mapa durante mucho tiempo, metiéndolos en el mismo saco que China y la URSS, pero que han tenido relaciones muy dispares con China.

China y Vietnam, enemigos íntimos

Si no se dijera habitualmente que China y Japón son como agua y aceite, o China y Rusia son como agua y aceite o… China e India son como agua y aceite, os diría que China y Vietnam son como agua y aceite. Aunque comparten una parte de su historia -lo que en historia se conoce como las dominaciones chinas de Vietnam, principalmente por los más de 1000 km de frontera que les une-, los vietnamitas siempre han mostrado cautela, básicamente, miedo, de ser invadidos por los chinos.

Salvando las distancias, algo también observable en la península de Corea. Aunque en las últimas décadas, casi diría siglos, han tenido problemas internos y externos más preocupantes que la “cuestión china”.

Suele mencionarse a menudo el apoyo que China brindó a Vietnam durante su guerra con los EEUU, como ejemplo de unidad del comunismo a nivel mundial. La verdad es que sí, apoyó, no sólo con hombres. Si nos leemos el libro rojo de Mao, se entiende que se apoyara desde un punto de vista de camaradería. No sé hasta que punto no habría también algo de “cuidado que no ganen los americanos y obtengan acceso por tierra a nuestras fronteras del sur», en cualquier caso, es cierto que sí ayudaron.

También, para que tengamos un orden de magnitudes correcto, China tuvo 300 veces más bajas en Corea que en Vietnam en una guerra -la de Corea- mucho menos sangrienta. Eran otros tiempos, China aprendió mucho de su experiencia en Corea, nada es comparable pero bueno, ahí quedan los datos.

Enemistad lejana

El caso es que siempre digo que a China le falta marketing y después de las barbaridades que hicieron los americanos en Vietnam, con resultados que a día de hoy todavía producen escalofríos, si le preguntas a cualquier vietnamita cuál es el país que más odia, no es Japón, -después de todo lo que hicieron en Asia, también en Vietnam- no es EEUU ni de lejos… Después de una guerra relativamente reciente, el país más odiado es con muchísima diferencia China. Y eso que los dos son comunistas… Y todas esas cosas que se dicen de cara a la galería, pero no.

En Vietnam se ve con infinitamente mejores ojos a los americanos imperialistas capitalistas, neoliberales, poned aquí vuestro adjetivo peyorativo preferido, que a sus hermanos comunistas, vecinos asiáticos.

Y esto no viene de la última guerra que tuvieron que ahora os la cuento, esto viene de lejos. Si en el anterior episodio os decía que China y la URSS se llevaron a matar durante una buena parte de la guerra fría, Vietnam se alineó en todo momento con la URSS y se distanció todo lo que pudo y más de la China de Mao.

Pero cuando digo que viene de lejos, ni siquiera me refiero a estas diferencias de doctrina comunista, la historia de Vietnam allí se cuenta como la historia de una hormiga permanentemente atenta para no ser aplastada por el elefante que tiene por vecino.

No conozco Vietnam desgraciadamente como conozco Camboya o China, he pasado algunos meses en diferentes momentos de mi vida pero no he vivido lo suficiente como para poder entender en profundidad su cultura, tomad también con pinzas lo que os cuento, pero la sensación en las conversaciones que he tenido allí (y se pueden tener conversaciones mucho más profundas que en China con relativamente más facilidad) la impresión que siempre me he llevado, es que piensan que China históricamente se los ha querido comer y que tarde o temprano lo volverán a intentar.

Bajo mi punto de vista es una teoría relativamente infundada, basada en miedos pasados que no tienen por qué replicarse en el futuro a menos de que tú mismo provoques una profecía auto-cumplida pero, como dice aquel maravilloso proverbio chino “Los padres que tienen miedo a poner un pie en el suelo generalmente tienen hijos que se ponen de puntillas.”

Dicho esto, las acciones de China no han ayudado a disipar esa paranoia china, todo lo contrario, la han ido blanqueando. Y el último gran incidente sucedió en 1979, recién terminada la guerra de Vietnam (porque 4 años no da para reconstruir un país completamente devastado), en aquel momento de debilidad, Vietnam se encontró con varios enemigos nuevos.

Alianzas y masacres

Os pongo en situación, mientras Vietnam se alineaba con la URSS, Camboya, liderada por los jemeres rojos de Pol Pot hacía lo propio con China. Como veis, el rojo en el mapa con el que estudiábamos debería haberse dividido en diferentes tonalidades de rojos.

Bien, siguiendo con Camboya, lo que llegaron a hacer los Jemeres rojos en el país es de película de terror. Sólo os digo que Pol Pot deja pequeño a Mao… Si en números absolutos es difícil superar los desastres humanitarios que provocó Mao, en números porcentuales resulta casi imposible encontrar en los libros de historia a alguien que supere a Pol Pot, que en su limpieza racial (¿os suena el concepto?) exterminó a un tercio de su población.

Resumiendo mucho el conflicto, Pol Pot y Mao eran íntimos. Existían rencillas fronterizas entre Camboya y Vietnam, y con la idea de que cada Jemer valía por 30 vietnamitas, aunque las fuerzas de unos y otros fueran equivalentes a que hoy Canadá invadiera EEUU… además de unas diferencias abismales, los vietnamitas tenían una experiencia en combate insuperable en aquel momento por ningún país del planeta.

No sólo arrasaron a la fuerza jemer sino que en 2 semanas las tropas vietnamitas ya habían eliminado a la mitad de todo el ejército camboyano y entraron en la capital Phnom Penh con una facilidad pasmosa mientras el gobierno jemer se refugiaba en Tailandia.

Bien, como veis aquí, las relaciones entre la Camboya comunista y el Vietnam comunista no fue una relación de amor, ni siquiera de neutralidad sino de odio profundo. ¿Y qué pasó entre Vietnam y China? China salió en defensa de Camboya, atacando el norte de Vietnam cuando la mayor parte de las tropas vietnamitas se encontraban combatiendo con los camboyanos.

Si visualizáis un mapa de Vietnam, es un país bastante vertical. China queda en la parte superior, en el norte, y Camboya queda al oeste pero muy al sur. Es decir, Vietnam tenía a su ejército muy alejado de la frontera China y tengamos en cuenta que Hanoi, se encuentra en el norte, muy cerquita de la frontera china. En esta situación, China atacó a Vietnam con un ratio de hombres de 5 a 1 pero aún así no consiguió vencer a los vietnamitas.

Aquí cada uno según su ideología que crea lo que mejor le convenga, según los chinos, no pretendían nada más que darle una lección a Vietnam y una vez causado el castigo suficiente decidieron retirarse de nuevo a China, según los vietnamitas, una nueva prueba de que los chinos siempre han querido y siempre querrán invadirlos y que los chinos atacaron a traición aprovechando que las tropas estaban en el sur en otra guerra y que Vietnam era un país devastado aparentemente débil.

También, de nuevo, orden de magnitudes, muy importante a veces para entender el tamaño de los eventos. Según China, perdieron 7000 hombres en la invasión, 5 veces más que en su apoyo a los vietnamitas durante la guerra de Vietnam, y según estos, los chinos sufrieron cerca de 30.000 bajas. 20 veces más que en su ayuda en la guerra contra los americanos.

Lo que no te contaron de China

Un par de detalles más. Es difícil encontrar a chinos que conozcan la existencia de esta guerra, menos aún encontrar alguno que puedan mantener una conversación con datos ya no objetivos, con datos. La idea en el imaginario chino es que China es un país pacífico que nunca ha atacado a nadie y cuando les mencionas esta guerra entran en shock porque no la conocen o en todo caso, para ellos, es como una especie de refriega fronteriza.

No los culpemos, lo hablamos en el episodio anterior, en la historia de absolutamente todos los países siempre somos víctimas, siempre nuestras invasiones tienen justificación, etc. Es para lo que sirve en adoctrinamiento educativo. Siendo honestos, China es un país que por extensión, por historia, km de fronteras, etc. es y ha sido extremadamente pacífico, en comparación a lo que podría haber sido, vaya… Pero de ahí a decir, jamás hemos invadido a nadie, pues no. Negar la evidencia a veces te condena más que aceptarla. En cualquier caso, este episodio no era para juzgar a China sino la supuesta amistad de todos los pueblos comunistas del mundo entre ellos.

Situación actual de las relaciones

¿En qué punto estamos a día de hoy? Bueno, Vietnam se ha ido abriendo al capitalismo como lo hizo China, quizá no llegando a un extremo tan salvaje como sí se hizo en China. Me resulta curioso ver a los comunistas pro-soviéticos atacar a los pro-chinos, a los comunistas pro-chinos atacar a los pro-vietnamitas… Todos piensan que su comunismo es el bueno y atacan severamente al de al lado. Como decía aquella frase, la izquierda sólo está unida en la cárcel. Los vietnamitas fueron viendo las aperturas de China al capitalismo y las fueron copiando con cautela.

Pero las gráficas de su crecimiento en relación con su apertura son un calco de Japón, Taiwán, Korea, Hong Kong, Singapur, etc.

 

Han intentado mantener un equilibrio entre su dependencia de China y sus relaciones con otras potencias como EEUU o Japón, de hecho el acercamiento con EEUU es notable. El TPP fue la gran apuesta de Vietnam intentando hacerse con una parcela de “la fábrica del mundo” pero Trump dejó colgado el acuerdo y de alguna manera quedaron vendidos.

Todo lo que perdieron por ahí lo intentaron ganar con la guerra tarifaria, ya que muchas fábricas chinas se deslocalizaron en Vietnam, revelando lo populistas que eran las medidas de Trump y poniendo en evidencia a los ilusos que en algún momento pensaron que las fábricas volverían a EEUU. Pero el populismo que funciona muy bien en las democracias cuando aglutinas un buen número de votantes analfabetos, casi le sirve a Trump para ganar sus segundas elecciones demonizando a China… En fin, más allá de que Vietnam haya conseguido pescar en río revuelto, las estadísticas nos dicen que… Por mucho que se odien, China es el primer socio comercial de Vietnam, y Vietnam el sexto de China, business is business…

Y mientras China intenta acercamientos puntuales, sabiéndose hegemón en la región, Vietnam se lo mira todo con recelo e intenta una mantener relación cordial sin derecho a roce.

A día de hoy, la mayor tensión que separa a los chinos de una alianza más profunda con Vietnam, que es lo que desearían los chinos… Es el conflicto por las islas del mar del sur. Siempre digo que aquí China se podría apuntar un tanto, no peleando todo, cediendo, perdiendo y ganándose 6-7 aliados de golpe pero, pesan mucho las humillaciones sufridas en el pasado por las potencias extranjeras y de la misma manera que digo que los chinos objetivamente no son una nación de las más beligerantes, también digo que son de las que menos ceden, de las más difíciles negociando en sus disputas territoriales.

Con respecto a Camboya, hoy en día hay una pseudo-democracia amiga de China… No sé si se llaman a sí mismo comunistas pero de facto, igual que China desde el 79, se parece más a una dictadura de derechas que a una de izquierdas… De hecho lo que más teme Hun Sen, el presidente de Camboya, es un levantamiento del pueblo en contra de la clase alta acomodada pero, por cosas del destino o de la geopolítica es aliada de China, de hecho es el mejor aliado que tiene, el que le vota a favor en todas sus reivindicaciones territoriales en el sureste asiático… O sea, cuando te digan que China es comunista porque forma bloque con Rusia, Venezuela, Cuba y Corea del norte… Que no hay por donde coger el argumento, recordad que con quien sí forma bloque es con Camboya. Es decir, no intentemos buscar un sentido ideológico a la geoestrategia porque hoy en día esto es un sálvese quien pueda en el que lo importante es ocupar los espacios que deja libres mi rival. Tengan el color político que tengan. Lo estamos viendo recientemente con Afganistán.

Y hasta aquí, os dejo con un proverbio chino: “Ama a tus vecinos, pero no te deshagas de la cerca.”

Gracias y hasta pronto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.